Cómo empezamos nuestro camino Montessori

La primera actividad que propuse a Izan: colocar pompons con la ayuda de unas pinzas en un vaso de guardar cepillos de dentes. Que pequeño era!

Ya hace tres años que seguimos la filosofía Montessori en nuestra casa. Es increíble como el tiempo pasa deprisa! Para quién todavía no ha empezado y está pensando en hacerlo, o para quién acaba de empezar, escribo este post contando cómo fue aquí!

Izan tenía 2 años. Desde su nacimiento hicimos colecho, pero ya no podía más porque sus patadas ya eran muy fuertes en mis riñones y pasaba todo el día con dolores. Acredito en el colecho pero soy de la opinión que vale mientras todos están felices con ello, si hay algún integrante que no está (bien el niño, o la madre, o el padre), es hora de cambiar. El colecho es un placer, no es una obligación. Entonces mi marido y yo decidimos que era la hora de pasar a Izan a su habitación.

Buscando ideas sobre cómo decorar su espacio, acabé descubriendo el grupo “Montessori para Mamaes”, de Brasil, en la misma red social. Entré en el grupo y entonces conocí la habitación Montessori. Y, con ello, todo lo demás: los periodos sensibles, las cuatro fases de desarrollo, “ayúdame a hacerlo sin tu ayuda”, como eligir los juguetes de manera crítica, como hacer actividades de inspiración Montessori con lo que tenemos en casa…

Tras muchas noches leyendo los posts antíguos del grupo y también blogs, videos en Youtube, etc, me di cuenta de que Montessori era mucho más que un estilo de decoración y que tenía mucho que ver con todo que ya acreditaba, pero ahora descubría que alguien me respaldaba, alguién que fue indicada al premio Nobel de la Paz tres veces.

Me sentí identificada con Montessori y con sus ideas. Mi madre creó a mis hermanos y a mí de una manera un poco Montessoriana (dejándonos en el suelo, libres, jugando con el armario de tupperwares mientras ella limpiaba la cocina, respetando nuestros ritmos, con mucho contacto con la naturaleza) sin saberlo, y eso me llamó la atención. Senti “la llamada”, si es que se puede decir así. Ya no podía más volver hacia atrás.

Con el pasar de los años, me formé en un par de cursos presenciales en Madrid sobre el método y el uso de materiales. Por poco mi marido no ha pedido el divorcio con todo el gasto que llevé con libros (para adultos e infantiles), materiales, juguetes educativos afines, muebles y el constante “juego de tetris” en casa para hacer un buen ambiente preparado en un piso de 97 metros cuadrados, sin terraza.

La primera versión de la habitación de inspiración montessori de Izan

La primera versión de la habitación de inspiración Montessori de Izan

Para hacer la habitación de Izan al final tiramos de Ikea, como la gran mayoría de las familias Montessori españolas. Los juguetes van en módulos Trofast, separados por grupos: un cajón para vehículos, otro para peluches, otro para lego ecc.

Del otro lado de la mesa, su cama, con barandilla porque él ha caído dos veces y era necesario por su seguridad

Del otro lado de la mesa, su cama, con barandilla porque él ha caído dos veces y era necesario por su seguridad

Cuando Izan era todavía chiquitín hice un pequeño ambiente preparado en el salón (ahora ya no existe, porque ya no lo utiliza), aprovechando las baldas que antes llevaban mis libros. Allí hacía la rotación de juguetes, que variaba cada una o dos semanas, aproximadamente. Funcionó genial con nosotros.

estanteriamontessori1

Nuestra primera estantería montessori, en el mueble del salón: tres cuentos, lego, el garaje de Imaginarium y dos cajitas con miniaturas de animales

Cada una o dos semanas, cambiaba los juguetes, de acuerdo con sus intereses

Cada una o dos semanas, cambiaba los juguetes, de acuerdo con sus intereses

También tenía un rincón de artes, con mesa, silla y un pequeño modulo Trofast exclusivamente para guardar sus rotus, plastis, sellos, troqueladores… es algo que recomiendo muchísimo tener, a los 2 años ellos empiezan a tener mucho interés por el arte y es tan importante incentivarlo!

Una mesa y una silla a la altura del niño y un pequeño mueble para guardar sus cositas de artista

Una mesa y una silla a la altura del niño y un pequeño mueble para guardar sus cositas de artista

Cuando Izan tenía unos 3 años y medio, más o menos, he dado el paso y compré una librería Kallax para hacer como “estantería montessori” en su habitación. Fue cuando empezamos a “ir más en serio” en nuestra relación con el método!

estanteriammontessori2

Puzzle, un tambor, el labirinto de Ikea, una tabla con varios tipos de cierres, bastidores, juguete de ensartar, cestos con miniaturas – y el parking, que el padre dijo que era mejor allí, jeje

Utilizando cestitos y bandejas de madera de bazares, creaba su estantería quincenal pensando en qué le interesaba más en el aquel momento y también en coger actividades o juguetes que fueran compatibles con las áreas del conocimiento en montessori: lengua, matemáticas, vida práctica, sensorial, ciencias y música.

Otra versión de nuestra estantería: telescópio, navio pirata, báscula, tambor, microscópio,

Otra versión de nuestra estantería: telescópio, navio pirata, báscula, tambor, microscópio, rana de Tiger, cilindros con botón pequeños, bastidores y cesto con piñas, hojas y piedras

Nosotros empezamos con los materiales montessori tarde, cuando Izan tenía 4 años. Como no tenía entonces muchos, los mezclaba con juguetes que pudiesen ser compatibles con el método. Algo que algunos seguidores dicen que es un sacrilegio, pero para empezar, en el ambiente doméstico, creo que vale mucho la pena porque serán esos que te llevarán a los oficiales, puedes estar segura de esto.

Hasta que llegamos aqui: letras de lija, escalera marron, torre rosa, puzzle de la rana

Hasta que llegamos aqui: letras de lija, escalera marron, torre rosa, puzzle de la rana, cilindros sin botón, bandeja de vida práctica…

Para la próxima, enseñaré nuestra habitación Montessori en la actualidad y  a los pocos voy enseñando nuestro ambiente preparado en casa. Es algo que está en constante cambio! El niño crece, sus intereses cambian, y hay que seguirle, no lo es?

Y tú, estás empezando ahora a aplicar montessori con tus hijos? Ya lleva algún tiempo haciéndolo? Escriba en los comentários!

 

3 Responses to “Cómo empezamos nuestro camino Montessori”

  1. Giordana

    Hola, soy del sur de Argentina y aca es muy caro y dificil acceder a los cursos y materiales pero me encantaria poder aplicar algo de la filosofia con mis hijos, que ya son mas grandes: 6, 9 y 12 … como contas en el blog a pesar de no aplicar esta filosofia en casa si soy una mama que los ha dejado libres, en contacto con la naturaleza y el arte… hace un año mas o menos descubri a Maria montessori y me enamore de esta filosofia… por donde me recomendad empezar a leer? O como empezar en casa? Gracias … cariños desde Argentina!

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: