El homeschooling montessori y el colegio

 

Como he contado en mi post de estreno, nosotros hacemos un pequeño homeschooling montessori con Izan a la vez en que él va al colegio. No es un homeschooling exacto, digamos, ya que para serlo él tendría de no estar matriculado en una escuela. Esta opción, que a mí me parece muy bien (y es mi sueño) no es posible para mi familia ya que mi marido y yo trabajamos.

Así que complementamos lo que Izan aprende en el colegio con montessori y también intento atender a sus intereses, ya que en el colegio es todo demasiado standard y los talentos e inquietudes de uno acaban no siendo explorados.

En Infantil fue más o menos fácil porque había una buena comunicación con su profe y ella estaba en total acuerdo con lo que hacíamos en casa. Es más, ella siempre decía que ojalá hubiera más familias implicadas como nosotros y que se notaban los efectos.

Ahora Izan lleva poco más de un mes en Primaria, con un profesor, libros de texto, muchas fichas, deberes todos los días… no es lo que a mí me gusta pero es lo que hay. Al menos son pocos, y veo que Izan no está agobiado (todavía).

Hicimos una tutoría para conocernos mejor (mi marido, el profesor y yo) y he dicho que trabajo con Izan en casa con el método montessori. Le expliqué algunas cosas que hacemos, algunos materiales, y el profesor dijo que le parecía bien e incluso interesante algunas cosas.

Para mí era importante contarlo, no quiero ser una inimiga o la competencia del profesor, creo que podemos trabajar en conjunto cada uno con su sistema, dentro del respeto. Si hay una cosa que a mí me gusta del cole de Izan es que hay mucha abertura para el diálogo con la familia. Eso es muy importante. Hablando nos entendemos, es lo que siempre digo. Aunque el profe siga un método completamente distinto, nuestros objetivos son los mismos. Solo seguimos caminos diferentes para llegar al mismo destino.

Hay quién diga que enseñar a un niño dos métodos distintos acaba causándole confusión y que no aprenda nada. En mi experiencia, no encontré ese problema. Es verdad que es muy difícil, por ejemplo, enseñar los sonidos de las letras ya que en cole siguen el método silábico. Una vez, una guía me dijo para dejarlo y que debería confiar en la escuela de mi hijo si ésa había sido mi opción, pues lo único que hacía era criar un lío en la cabeza de mi hijo. Bueno, pues estuve un tiempo siguiendo su consejo, hasta que un día Izan apuntó la letra S de una palabra de un cartel publicitario en la calle diciéndome: “mira mami! Es la sssss!”

Así que – en mi modesta opinión- los niños son mucho más inteligentes do que imaginamos y sus cerebros son tan jóvenes que pueden aprender algo de dos formas distintas, como un ordenador que tiene dos particiones de software distintas. No sé, no soy neurocientífica, pero es lo que veo! 🙂

Ahora, lo que quiero hacer, es ayudar a Izan con sus deberes usando los materiales. ¿ Que hay que hacer sumas y restas? Pues usamos las tablas de la suma y de la resta, o las perlas, o las barras. ¿Hay que repasar las vocales? Pues usamos las letras de lija, la caja de sonidos… y luego, pasamos las conclusiones para la ficha.

Fue la manera que encontré para vivir en paz con el colegio y no sentirme frustrada. Por supuesto que me encantaría llevar a mi hijo a un colegio montessori, pero nuestras condiciones económicas no favorecen. Y por eso debo desistir y deshacerme de mis materiales? No lo creo.

Siempre recuerdo de la película de la vida de Maria Montessori que a lo mejor hay mucha licencia poética del director, pero aparece Mario, su hijo, que fue a un colegio tradicional. Eso no impidió que él llegara a ser un gran conocedor del método de su madre, a punto de también criar materiales ya adulto, de hacer presentaciones que muchos decían que parecían mágicas. Y pienso: si el hijo de la doctora no estudió en un colegio montessori, si ella lo enseñó después, por que yo no puedo (modestia a parte!)?

Además, nosotras como madres tenemos una gran ventaja: tenemos una relación con nuestros hijos que jamás ningún profesor (tradicional o montessori) tendrá. Y es esa relación que nos ayuda a enseñar a nuestros hijos. Somos las primeras y principales maestras de nuestros hijos. Siempre.

4 comentarios sobre “El homeschooling montessori y el colegio

  1. Me parecen muy interesantes tus reflexiones. No se trata del todo o nada siempre hay caminos qie podemos seguir. Yo no creo que entorpezca aplicar el metodo en casa si te has formado para ello, el niño recogerá los frutos. Ánimo!

    Me gusta

  2. Hola Alessandra! Alguna vez he comentado aquí, que nuestros casos son similares. Así que me encanta , y anima y reafirma a la vez, leerte. Y yo también pienso parecido a tí. El interés de nuestra peque (que acaba de cumplir 4 años) por los materiales Montessori que tenemos en casa, y el hecho de “aprehender” las cosas a través de ellos de una manera tan distinta,no se apaga por el hecho de ir a un cole tradicional. De alguna manera, en su cabeza, ella “acalda” esos conocimientos y vivencias. No es mi intención para nada, tampoco, “confundirla”, ni que las cosas sean contradictorias, pero de momento creo que no lo son. Por mi parte, el año pasado, que era su primer año en el cole, ni siquiera comenté nada específicamente a sus profes. No las veía especialmente receptivas…Este año la cosa es distinta, y su profe nos gusta mucho. Hace cosas muy diferentes e interesantes, sin ser, como no lo era, ni un cole Montessori ni “alternativo” . Aunque tampoco le he dicho que, concretamente, empleo materiales Montessori, o no tanto como de veras lo hacemos. Quizá sí debiera hacerlo, y tu post me da que pensar en ese sentido, así que gracias por ello. Un abrazo y mucha energía en tu camino, a través de las horas juntos con nuestros hijos, el mundo de ellos adquiere sin duda otra dimensión; y qué mejor que el enfoque Montessori para ello; aunque no pueda ser tan intenso o continuo como nos gustaría. (Dos preguntas por curiosidad: ¿qué alfabeto móvil empleas, cursiva o imprenta?…esta duda me trae loca…Y: te resulta útil la caja de sonidos?, se le saca partido?). Un fuerte abrazo! Marta.

    Me gusta

    1. Hola Marta, muchas gracias! Me alegro de saber que te ayudé. Sobre tus preguntas: uso el alfabeto móvel de letra cursiva porque es la letra usada en el cole de mi niño. La caja de sonidos sí se saca partido, porque da para usar de varias formas. Para eso quiero escribir en breve

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s