Bilinguismo: enseñando otro idioma a tu hijo

Para mí, el hecho de que mi lengua materna sea distinta de la del país donde vivo es un regalo que puedo ofrecer a mi hijo. Soy brasileña y hablo en portugués con Izan desde que él estaba en mi útero.

Algunas personas, expatriadas como yo, dicen que es difícil hablar en su propio idioma con su hij@. Para mí siempre fue muy fácil y me resulta natural, aunque con mi marido hable en español.

Varios estudios confirman y en montessori también se debe hablar en otro idioma con el niño desde que nace y éste será el idioma usado para comunicarse entre el pequeño y su madre, si es de otra nacionalidad, o su padre. Aprovechamos el periodo de la mente absorbente, que va del 0 hasta los 6 años. El niño absorbe el idioma materno de su progenitor de otra nacionalidad sin dejar de aprender la lengua local.

Mi experiencia, sin embargo, demuestra que no es así tan sencillo como parece. El niño está expuesto al idioma local 24 horas por día y en todos los lugares. Ya la lengua de su madre, solamente cuando está con ella.

Estuve con Izan 24 horas en sus primeros 21 meses de vida, y él hablaba algunas palabras en portugués perfectamente y casi sin acento español. Lo que pasa es que volví a trabajar y él empezó a frecuentar la escuela infantil. El resultado fue que el portugués se fue desapareciendo, hasta que en Infantil ya no hablaba nada, ninguna palabra en portugués, todo en español. Ni siquiera mi amado “mamãe” (mamá) se mantuvo.

Utilicé músicas, libros, dibujos animados, quedadas con amigos brasileños. Pero nada. Observo que él entiende, pero solo contesta en español. Por algún tiempo para mí eso fue motivo de tristeza; ya me imaginaba teniendo largas conversaciones en mi lengua en unos 15 años. Cuando era adolescente, tenía ganas de hablar con mi padre, que es español, en su lengua. Pero no sabía. Era algo que me frustraba, pero solo lo solucioné con 27 años, cuando empecé a estudiar español.

Luego desistí y pensé: “bueno, lo intenté, lo ofrecí. No puedo obligarlo”. Pues ahora, a las puertas de cumplir 6 años, Izan está pidiendo que le hable en portugués.

No es siempre, tampoco mucho. Pero creo que, como tiene clases de inglés en el cole, ahora está comprendiendo lo que es hablar una lengua extranjera. Y a veces, mientras le baño ( Izan ya sabe bañarse solo pero a veces pide que le haga compañía porque siempre fue nuestro momento de charlar), él se pone a cantar una de las canciones que le enseñé cuando era más pequeño o pregunta: “mami, como se dice x en portugués?”

Así que creo que hay esperanza! No se puede desistir nunca, ahora que falta tan poco para 6 años estoy notando muchos cambios en Izan, y muchos están relacionados con lo que él fue expuesto cuando era bebé/ bebé grande. Las semillas plantadas están generando sus plantitas y sus primeros frutos empiezan a surgir.

He decidido no alfabetizarlo en portugués porque tengo miedo de la confusión que puede dar en su cabecita. Más cuando español y portugués son tan parecidos, y a la vez, tan distintos. Es muy fácil confundirse y no quiero que él tenga problemas con eso justo ahora, que está aprendiendo a leer y a escribir. A lo mejor si mi marido fuera alemán y nuestro lar en tierras bávaras, seria más fácil.

Eso sí: creo que es hora de probar y hacer una visita a Portugal para ver si él se suelta (ya que ir a Brasil tardará mucho por el precio de los billetes). Me gustaría verle en la situación de no poder usar el español para comunicarse y ser obligado a hablar en portugués. Cómo se saldría?

Y tú, también enseñas un segundo idioma a tu hij@? Que tal tu experiencia?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s