Creando el ambiente preparado en casa: la cocina, el baño y el salón

En este post vimos cómo podemos preparar la habitación de nuestr@ hij@ de manera montessori para que pueda estimular su autonomía en casa. Hoy veremos cómo crear el ambiente preparado en el resto de nuestro hogar, dando atención a la cocina, al salón y al baño.

En la cocina

La cocina es como un gran laboratorio que tenemos en casa. Cocinar puede ser comparable a hacer un experimento y es, entre todos los cómodos de nuestra casa, dónde el niño (o la niña) más aprende. Practica lengua, matemáticas, química, física, conocimientos culturales. Se puede trabajar muchas áreas entre las cacerolas!

1468687_10206456030301160_503586531918198347_n

Es recomendable incentivar nuestr@ hij@ desde pequeño a cocinar, o, al menos, a ayudar a su mamá o a su papá en este momento, pelando verduras, cortando ajo, moviendo un poco la comida… por supuesto, siempre bajo nuestra supervisión, hasta que observemos que ellos ya pueden hacerlo por si mismos.

Algunas familias utilizan la “learning tower” para esos momentos; nosotros nunca hemos utilizado y sí tenemos un escalón de Ikea, y a veces hasta dejábamos a Izan subir en la encimera para estar a nuestro lado. Eso ya es de acuerdo con cada familia. Lo que importa es que el niño esté a nuestra altura para poder participar del momento en que cocinamos (o limpiamos la cocina; ¿por qué no?)

Como ya había dicho en el post sobre el ambiente preparado en la habitación, es importante que el niño sienta que es parte de la familia, que su papel cuenta, que él es un ser útil y que tiene voz. De la misma manera que incentivamos a la hora de cocinar, también podemos tener un rinconcito en la nevera para que él tenga sus zumos, frutas, yogures… ecc dispuestos a su altura, para que él pueda abrir la nevera por si mismo y coger lo que desea comer y a la hora en que tiene ganas.

2017-04-24_04-25-54

Siguiendo el mismo raciocinio, podemos disponibilizar una zona baja de los armarios de la cocina (una balda o un cajón) para el niño, con sus platos, vasos, tenedores ecc, para que él mismo los coja a la hora de poner la mesa para comer.

En el baño

El baño también puede tener una zona baja para que el niño, o la niña, pueda cepillarse los dientes y el pelo y lavarse las manos. Mucha gente utiliza el bidé para eso, colgando un espejito a la altura del niño, incluso. A mí personalmente no me gusta, en mi formación AMI fue dicho que es importante que el niño entienda que cada cosa tiene una función propia, y el bidet no es un lavabo, al fin y al cabo. Lo que hicimos fue utilizar el escalón de Ikea para que él pudiera estar a la altura del grifo del lavabo.

10423770_10203951221402503_4492414085210250680_n

El baño de invitados, después que Izan dejó los pañales, se ha convertido en suyo, en la práctica. Colocamos colgadores a su altura para las toallas y también usamos un adaptador de w.c. que sigue siendo muy útil. Nunca usamos orinal, para mí era algo que no tenía mucho sentido – enseñar a hacer las necesidades en un objeto para después enseñar a hacerlas en el sitio dónde hará el resto de su vida. Pero es algo personal, por supuesto, hay niños que necesitan el orinal porque no consiguen estar cómodos en el adaptador. ¡Siga el niño!

En el salón

El salón, así como la habitación, es un cómodo muy importante en nuestro ambiente preparado de casa. Es un espacio vivo, es donde pasamos más horas, donde nos reunimos bien sea para ver la tele, o hablar, leer, estar en familia… suele ser un espacio muy adulto en la mayor parte de las casas, con muebles pensados para adultos y con decoración para adultos. Los niños pueden sentirse cohibidos al ver tantos objetos que no se puede tocar o, al revés, seguirán su ímpetu de tocarlo todo, pues el niño aprende con las manos, como Montessori decía. Es importante permitir que eso ocurra, que el niño pueda explorar, pero para eso el ambiente tiene de estar preparado de forma segura, sin tener los objetos que no queremos que se rompan cerca – o también se puede tenerlos cerca y enseñarlos a cómo manosearlos, mejor aun!

10151968_10203951121640009_1551816130567011692_n

Lo mejor es adaptar este espacio con un rincón para el niño (o la niña), con una mesa a su altura, una pequeña silla, dejar las baldas más bajas de nuestra estantería para que ellos puedan allí tener unos cuatro juguetes o materiales. Un cesto con libros cerca de un sofá o de una mecedora, una planta o un animal para cuidar y observar, e incluso un espacio para pintar o modelar.

foto(3)

 

Para terminar, sólo quería recordaros dos cosas: la primera es que el Ambiente Preparado es algo vivo, no es algo para montar y dejarlo como está para siempre. No! El niño crece, y no solamente en altura. Nosotros, como adultos preparados, tenemos la obligación de observarles y también al ambiente de manera crítica: será que esta mesa ya está baja para él? Será que estos materiales ya no le interesan? Será que si pasara el contenido de esa balda para esta otra más alta él (o ella) lo usaría más? Hay que estar siempre observando, para ver cómo nuestr@ hij@ se relaciona con lo que le preparamos, y así poder cambiar cuando sea necesario.

Estas fotos son antiguas, de cuando Izan tenía tres años, y mucho se ha transformado desde entonces (menos la imagen de su balda en la cocina con sus utensilios). Cuando el niño entra en el Segundo Plano, cambia totalmente, y mucho de lo que tenemos en casa deja de ser necesario. Mi salón ya ha vuelto a ser como antes de su llegada, aunque a veces todavía coloco su mesita de artes y su carrito cuando veo que él está “perdido” y parece que necesita trabajar, pero no lejos de nosotros.

El segundo recordatorio, y no menos importante: hay que ser sencillo. Minimalismo, siempre! No es necesario tener una casa montessori de Pinterest, de verdad. Muchas veces nos bloqueamos pensando “cuando pueda comprar x, preparé el salón”. No, no penses así, de verdad. Hay un dicho que me gusta mucho: “done is better than perfect” (hecho es mejor que perfecto). Empiece! Lo bueno de que el Ambiente Preparado es algo vivo es justamente esto, podemos cambiarlo si nos equivocamos.

¿Qué te ha parecido? Espero que te haya gustado, y si tienes alguna duda, no te olvides de escribirla en los comentarios! Si crees que este post es interesante y puede ayudar a alguien, compártelo en las redes sociales! Y si no quieres perder ningún post de Nuestros Momentos Montessori, es sólo hacer click para seguir al blog aquí a la derecha! 😉

Un comentario sobre “Creando el ambiente preparado en casa: la cocina, el baño y el salón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s