La caja de sonidos: aprender a leer es divertido

Si ya llevas algún tiempo aprendiendo montessori, seguramente ya has visto en blogs y en grupos sobre la caja de sonidos, o caja alfabética. Es una caja de herramientas pequeñas, que se puede comprar en supermercados o en bazares, con cajoncitos donde cada uno representa un sonido de nuestro alfabeto. Una herramienta muy utilizada por las mamis montessori para empezar con la serie blanca, la primera serie de lectoescritura en montessori.

Nuestra caja fue comprada en Carrefour, pero me parece que en Lidl a veces hay una muy parecida. En bazares también he visto, aunque no con tantos cajones, puede que sea necesario comprar dos para tener el alfabeto completo. Luego, las letras que ves pegadas, las he descargado en el blog Tigriteando.

Dentro de cada cajón colocamos algunos objetos en miniatura, bien pueden ser juguetes u objetos comunes de casa, cuya inicial del nombre sea la letra del cajón. Nosotros utilizamos un poco de todo pero en la mayor parte son juguetes del huevo Kinder o de Playmobil.

En el caso de la letra A, tenemos:

Avión, Astronauta, Araña, Avestruz, Ardilla ( y una letra A rugosa de Learning Resources; otra herramienta interesante que comentaré con más detalle en un futuro post)

Para la letra B:

Ballena, Bob, Búfalo, Bombero, Bandera

Para la letra C:

Ciervo, Coche, Cabeza, Cocodrilo, Cangrejo, Cera, Canguro, Conejo

Ya para la letra D:

Duende, Dinosaurio, Daisy, Diana, Dragón

Toca ahora la letra E:

Espada, Escudo, Escoba, Escorpión, Excavadora

Para la letra F:

Fantasma, Flor, Fósil, Foca, Flecha

En el cajón de la letra G:

Gorilla, Gallo, Grúa, Goma, Gato, Grifo

En el caso del cajón de la letra H, se suele dejar vacío porque es el sonido mudo. En mi familia nosotros decidimos colocar algunos objectos que empiezan por H, la logopeda de Izan dijo que seria interesante hacerlo y no tuvimos problemas. Así que tenemos:

Hada, Hormiga, Hipopótamo, Huevo

Para la letra I:

Iglu, Iguana e Izan (es una foto suya que está para trás)

No pondré fotos de todos los cajones para no dejar el post pesado, creo que habéis comprendido la idea. De todas formas, dejo de las últimas dos letras vocales:

Letra O: Oveja, Ojo, Orca, Oso (pardo) y Oso (polar). A Izan le encantan los osos, jejeje.

Letra U: Uno, Uva. No he tenido suerte para encontrar objetos para la letra U, la verdad. Eso a veces pasa. Nuestro cajón de Ñ está vacío, hay algunas personas que colocan un Ñu pero no he encontrado ninguno.

Cómo se utiliza la caja? Haciendo el juego del Veo Veo, cuando está aprendiendo a conocer los sonidos. Sacamos unos tres o cuatro objetos de distintos cajones y decimos: “veo, veo una cosita que empieza por la letrita… (A, B, ecc; es importante que sean fonemas que el niño ya conozca, aquí practicaremos los conocimientos de una forma lúdica)”, el niño debe buscar el objecto correspondiente y decir su nombre en voz alta y guardarlo en su respectivo cajoncito.

Ejemplo: Tenemos sobre la mesa un avión, una foca, un barco y una pinza. Decimos: “Veo, veo, una cosita que empieza por la letrita A”.

El niño dirá “avión” o entonces apuntará al avión sobre la mesa, y después lo guarda en el cajón de la letra A.

Es importante evitar sonidos parecidos a principio, como P, B, V. En caso de que surja alguna confusión podemos ayudar al niño repitiendo la letra de la inicial que buscamos dando más énfasis al fonema. Por ejemplo, pedimos algo que empieza con G y hay un gato y un jamón. El niño elije el jamón por error. En lugar de corregirlo, repetimos: “algo que empieza por GGGGG”, dando énfasis en el sonido de la letra G.

Por eso, es importante saber como presentar los fonemas de las letras primero. En Montessori, los niños primero aprenden a escribir y después a leer, es lo contrario del método tradicional. Para mí fue difícil seguir el método porque Izan ya estaba aprendiendo en la escuela, y como tenía mucha dificultad, no quise hacer distinto del profesor. En conjunto con su logopeda, decidí cambiar un poco lo que aprendí con montessori e incluso usar señales de mímica con los dedos y los labios para diferenciar las letras, como ella me enseñó. Pero mi caso es particular, por supuesto, y si tu hij@ está aprendiendo ahora puedes hacerlo como en el método montessori puro sin problemas. El libro “Ayude a sus Hijos a Leer y Escribir con el Método Montessori” de Lynne Lawrence está muy bien para eso.

¿Se puede variar? Sí, se puede. En lugar de ser objectos que empiezan por la letra X, pueden ser los que terminen por la letra X o que lleven la misma en el medio de la palabra.

¿Vale la pena la inversión? En mi opinión, sí. Es difícil decirlo de una manera general para todos los niños y niñas, porque cada uno es un mundo, habrá algunos que luego le parecerá muy fácil (si eso ocurre, mi consejo es cambiar las miniaturas, de preferencia por nombres con trabadas como dragón, plato ecc) pero en casa fue y sigue siendo muy útil. Izan tiene problemas de lectoescritura, odia a leer, es muy difícil hacer con él los ejercicios del colegio porque son todo fichas y al utilizar las miniaturas, al ser algo que se toca, parece que le motiva mucho más. A su logopeda le ha parecido genial.

Encontrar todas las miniaturas lleva mucho tiempo, por eso mi consejo es empezar a guardarlas mucho antes de empezar con el proceso de lectoescritura, con calma pero sin pausa! También valen las miniaturas que vienen dentro de los roscones de Reyes e incluso objetos que existen en todas las casas como botones, nueces, monedas, llaves, pinzas de ropa ecc.

Lo mejor es empezar con objetos que no lleven trabadas, como por ejemplo gato, foca, diana… porque son más fáciles para los niños entender el sonido, y luego, más adelante, pasar para las trabadas. Otro consejo importante es no usar muchos objetos. En las fotos verás que para algunas letras sí hay muchas miniaturas, pero eso porque Izan está acostumbrado con el juego y muchas veces él mismo va guardando solo cuando encuentra algo tirado en su habitación 🙂

Familias bilingües. Muchas veces no sabemos si hacer la caja de sonidos en español o en el idioma que hablamos en casa; a mí eso pasó, tardé mucho en hacer mi caja porque no sabía si hacerla en castellano o en portugués. Es que son idiomas muy parecidos, pero hay fonemas completamente distintos (la J, la R, la V, por ejemplo) y cuanto más preguntaba a otras mamis montessori e incluso guías, más perdida me sentía. Algunas personas me aconsejaban hacer en portugués porque es la lengua que utilizo para hablar con mi hijo; otras decían que era mejor hacerla en español porque era su idioma y otros me dieron la sugerencia de hacer dos cajas, una para cada lengua. Al final, tras pensar mucho y observar a mi hijo y a sus necesidades, decidí hacerla en español. Es una decisión personal, al fin y al cabo. Pero algunas veces sí que él guarda la ardilla en la letra E (esquilo, en portugués). 🙂

Como siempre digo, lo mejor es no dar muchas vueltas y probarlo. Si no funciona de primeras, inténtalo más adelante. Observa para descubrir qué es que no funciona para buscar una solución. Y lo más importante, es un juego, vamos pasarlo bien!

Si te ha interesado y te gustaría leer más a respeto, estas compañeras blogueras también han escrito sobre la caja de sonidos:

Creciendo Con Montessori

Aula TEA de los Soles

Para mi Peque con Amor

Por si te interesa en inglés:

Wildflower Ramblings

How We Montessori

Counting Coconuts

Que te parece? Te gusta la caja de sonidos para practicar la lectoescritura en casa? Si ya la tienes y utilizas con tu hij@, espero tu experiencia en los comentarios! Y si te ha gustado este post, no olvides de compartirlo en tus redes sociales para que más gente pueda disfrutar de Nuestros Momentos Montessori!

2 comentarios sobre “La caja de sonidos: aprender a leer es divertido

  1. Hola! Acabo de ver tu Blog, y justo me llamó la atención esto. Yo tengo la caja hace mucho, pero igual la hice demasiado pronto, cuando mi hijo tenía 2 años, pero parecía estar en un periodo sensible, de hecho, se aprendió casi por sí mismo todas las letras del alfabeto, las reconocía sin problemas. Ahora tiene 4 y medio, y aunque alguna vez hemos jugado con ella, nunca quiere jugar “como toca” y guarda las cosas donde le parece. Igual no era todavía el momento. Además, en nuestro caso también tenía dudas, porque vivimos en Alemania, y claro… me pasaba un poco como a ti que no sabía si cambiarla o seguirla usando en castellano. En nuestro caso, la seguiremos usando en castellano y la tendremos como apoyo para aprender lecto-escritura en español llegado el momento.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s