Vida Práctica después de los 6 años

El área de Vida Práctica es muy trabajado durante la etapa de 3 a 6 años pero muchas veces nos olvidamos de que, después de los 6, los niños siguen necesitando. Eso sí, ahora las actividades son distintas, adaptadas a su edad y su capacidad. Se supone que el niño ya es un experto en trasvases y en el movimiento de pinza y ahora ya puede hacer actividades más complicadas. En el ambiente doméstico, el área de Vida Práctica es la más fácil de ejecutar pues está al alcance del niño naturalmente. Nosotros, como padres, debemos fomentar y alentar que ellos se aprovechen de eso. No solamente para ser adultos independientes en el día que salgan de casa, pero porque ahora ellos ya pueden y deben ser independentes.

Para quién no sabe, en las escuelas montessori Vida Práctica es una área a más, como Lengua, Matemáticas, Sensorial (de 3 a 6) ecc. Es el más importante de todos y se suele decir, entre los montessorianos, que se sabe si una escuela es buena o no por su número de actividades de vida práctica – VP para los más íntimos – para los niños y niñas. No se trata de enseñarlos a lavar platos, ropa o limpiar una mesa solamente – tratase de ayudar al niño que se encuentre su yo interior con esa actividad, que adquiera capacidades (las actividades de VP preparan para la lectoescritura y matemáticas), que ejercite su autonomía, su concentración, que llegue a la normalización.

Al llegar al Segundo Plano de Desarrollo,  Vida Práctica sigue siendo tan importante al niño cuanto cuando estaba en el primer plano, pero ahora él es un integrante de la sociedad, no es un ayudante a más, es alguien que tiene sus tareas a ejecutar – en el caso de la familia, así como mamá tiene sus obligaciones y papá tiene las suyas, el niño o la niña tiene también sus obligaciones para vivir en grupo – como lavar platos, poner la lavadora, pasar la aspiradora, sacar al perro, sacar la basura, arreglar la cama, su habitación, poner la ropa sucia para lavar, doblar la ropa lavada y guardarla ecc.

El niño de 6 a 12 años todavía necesita ejercitar la coordinación motora fina. Aprender crochet, bordado, tricot, hacer pulseras, montar y desmontar un reloj o una radio son buenas opciones para esa etapa.

montessoridesign
Foto: Montessori Design

No debemos olvidar tampoco de Gracia y Cortesía, un aspecto de la Vida Práctica que es muy ejercitada en los colegios montessori pero en casa también hay de tenerla en cuenta. Sobre los 10 años más o menos se puede enseñar al niño a la niña la etiqueta al redactar un correo electrónico para  un amigo, por ejemplo. Como entender el mapa del metro y como comprar el billete para viajar solo, como administrar el dinero, son otras actividades de Vida Práctica comunes en la etapa del Segundo Plano de Desarrollo.

El último fin de semana enseñé a Izan, que está con 6 años y medio, a como arreglar su cama y también a poner la lavadora. Él ya colocaba el jabón y el suavizante con nosotros en el cajetín pero ahora le he enseñado el principio del proceso: a recoger toda la ropa sucia de los tres de la casa, a separar prendas claras y oscuras (“pero por qué, mami?”, lo preguntó, todo interesado) y a saber dosificar la cantidad de jabón y suavizante necesarios de acuerdo con la cantidad de ropa puesta en la máquina. Luego he explicado sobre los programas de nuestra lavadora, el botón de temperatura, de revoluciones ecc, hasta dar al botón de encendido.

Le encantó saber más a fondo como usar la lavadora pero me sorprendió como le ha gustado aprender a arreglar la cama. Es curioso como, siendo adulta, y tras hacer eso millares de veces en tantos años, ya veo como algo tan mundano pero para los ojos de un niño es toda una hazaña estirar sábanas y golpear almohadas. Después de que hemos puesto la colcha de su cama, ya me iba a la otra habitación pero Izan me recordó: “Mami, te has olvidado de colocar mis peluches sobre mi almohada”. Él mismo los ordenó a todos cómo más le gustaba.

Es muy importante que, en el momento de enseñar – o presentar – una nueva actividad a nuestro niñ@, que coloquemos entusiasmo. Hay que transmitir que hacer aquello es guay, es útil y importante para la familia. Muchas veces, cuando recuerdo a Izan de ordenar su habitación, él me pregunta: “pero por que tengo de ordenar, por que no puedo dejar cómo está?” y entonces le contesto (por la millonésima vez, pero nosotras que somos mamás sabemos como es, jeje) que es necesario porque su padre o yo podemos pisar en algún juguete y hacernos daño o que nuestro perro más joven puede tragar alguno y ponerse malito. Hay algunas actividades que para los niños no tienen sentido (especialmente ordenar la habitación). Aquí en nuestra casa funciona mucho colocar los perros como seres que dependen de nosotros y de nuestras acciones para vivir bien. “Ah sí, no quiero que él vomite”, comentó Izan una vez en esa situación, y guardó sus legos que estaban esparcidos por el suelo.

wp-image-1190413498jpg.jpg

Puede que tú, como adulto, no te guste tener de esperar que tu hij@ haga tareas en casa porque tarda mucho en hacerlas o quizás porque no haga “bien”, como a ti te gusta, y prefieres dejar que tú misma realice la tarea. Lo comprendo, es algo muy común. Mi madre hacia conmigo, mi suegra hizo con mi marido, y a veces a nosotros también caimos en este error. Tenemos prisa y queremos que todo se acabe rápido. Pero hay que impedir eso, controlar nuestro ímpetu de perfección y dejarlos que lo hagan, aunque no salga muy bonito o muy rápido. Ellos están aprendiendo.

Espero que te haya gustado este post y que te sea útil! Ya alentas a tus hij@s a hacer tareas en casa? Ha probado alguna actividad de Vida Práctica para la etapa de 6 a 12 años? Espero tu comentario!

3 comentarios sobre “Vida Práctica después de los 6 años

  1. Uf, me parece súper importante educar a los niños y niñas en estas cosas, y enseñarles “cómo funciona” una casa. Que el día de mañana ya lo tengan asumido, y no les pase como a muchos adultos, en especial hombres, que se acostumbraron a eso de “yo dejo la ropa aquí y luego aparece lavada” y luego les cuesta mucho coger conciencia de que hay que poner la lavadora cuando el cesto está lleno, etc. Yo con mi hijo si que hacemos muchas tareas (o actividades de vida diaria, como se le quiera llamar al final la idea es la misma), él ayuda a fregar platos, a recoger, a barrer, a tender, e incluso ayer mismo me estuvo ayudando a montar unos muebles nuevos que hemos comprado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s