Qué es la Educación Cósmica en Montessori

Llevo meses intentando escribir este post. Es uno de los que más me ha costado (quizás, el que más). Es tan difícil colocar en palabras qué es la Educación Cósmica Montessori. Porque hay que vivirlo, sentirlo. Hay que ver, escuchar, tocar, emocionarse. La Educación Cósmica es lo que hay de más hermoso en Montessori, es puro Montessori, es la intención de la doctora: enseñar a los niños que aquí cada uno tiene una misión y que todos tenemos de ir hacia la paz. La paz es el gran objetivo del Hombre.

He leído mucho antes de escribir este post para tener ideas de como expresarme, pero nada que leí me hizo pensar “sí, es esto”. La Educación Cósmica es una experiencia. Cada uno vive de una manera, a cada uno llega de una manera. Es totalmente personal, única. Si mucha gente critica Montessori de ser “demasiado cerrada”, pues toma – la Educación Cósmica es de lo más personal que hay. Seguro que mi visión no es la misma que la tuya, de la de tu amig@, de la guía con quién te formasteis. Es la mía. Intentaré, en las próximas líneas, explicar con palabras qué es, pero vuelvo a repetir: es mi visión.

La explicación más común si buscas en Google es que la Educación Cósmica fue criada por Maria Montessori cuando vivía en India, para enseñar a los niños a partir de los 6 años, ya dentro del Segundo Plano de Desarrollo, como fue criado en Universo, los planetas, la Tierra, la Vida, el Hombre. Por que en este momento? Porque es cuando los niños están listos para abstraerse, antes de los 6 años los niños no pueden hacerlo y por eso la experiencia no seria la misma. Es también cuando ellos tienen un lado filósofo que se pregunta por que el sol sale de día y la luna por la noche, quién fue el primer hombre, por que han desaparecido los dinosaurios… es el momento en que quieren saber cómo el mundo funciona, cuales son sus reglas.

Esta sería la explicación más fácil. Podía dar el post por encerrado. Pero, la verdad, es que la Educación Cósmica es mucho, pero muchísimo más que esto. Y agradezco haber conocido a Marta Graciela Morales y a Matilde Gracia Martínez. que fueron las personas que me colocaran en el camino de la Educación Cósmica. Y agradezco a mi amiga V. por me haber llevado a este curso, si no fuera por ella nada de eso sería posible! Gratitud mil!

Si quieres saber qué es la Educación Cósmica, lo que te aconsejo es buscar un curso con una guía experimentada que imparta un curso sobre este tema. Porque por más que escriba, nada podrá expresar lo qué es sin vivirlo. Tienes de “salir”. “Salir” de este lugar dónde estamos, abandonar las preocupaciones, los quehaceres, los deberes y obligaciones del día a dia por algunas horas.  Olvidarse por completo de todo lo que hay a tu alrededor para sintonizarte con el Cosmos – con la tierra, con las plantas, los animales, el aire, el agua, el cielo, las nubes, el sol. Es olvidarse de todo para agradecer. Agradecer a tu vida, a la vida en la Tierra, a este planeta tan perfecto y maravilloso que existe para nosotros.

La Educación Cósmica es comprender que una explosión surgió hace muchísimo tiempo y que de su polvo se fue formando todo – el espacio, las estrellas, las galaxias – es saber que el hierro que corre en nuestra sangre viene de las estrellas que fueron formadas tras esta explosión. Es saber que el primero sonido animal que se escuchó fue un croar de una rana. Y que todo ese proceso tardó siglos y siglos. Que todo se preparó para recibirte, a ti, a tu hijo, a la humanidad. Hay que comprenderlo para sentir la Gratitud, así, con G mayúscula. Sentir el profundo Amor que el Universo nos envió (y sigue enviando) para que vivamos.

Rocas, agua, aire: sólidos, líquidos, gases. Hoy, como lo fue ayer y hace millones de años, las leyes de Dios se obedecen de la misma manera. El mundo gira alrededor de sí mismo y gira y gira alrededor del sol. Y hoy, como lo fue hace millones de años, la tierra y todos los elementos y compuestos de los que está compuesta, mientras cumplen sus tareas, susurran con una sola voz:

‘Señor, hágase tu voluntad; obedecemos “.

Para que Maria Montessori pudiera explicarlo a los niños, ella creó las Cinco Grandes Lecciones. Son mucho más que historias bonitas acompañadas de presentaciones espectaculares para llamar la atención de los niños. Son transmisión de conocimiento para despertar el amor en el niño por la Tierra, los animales, las plantas y los hombres.

Las Cinco Grandes Lecciones son: Dios sin Manos (cuando surge el Universo), La Historia de la Vida, La Historia del Hombre, La Historia de la Escritura y la Historia de los Números.  Es muy difícil de explicar en un post – quizás incluso en varios posts – mismo porque todavía estoy aprendiendo. Os dejo este vídeo de Youtube de la presentación de la Primera Gran Lección del colegio Meher Montessori School (me encanta cómo este guía lo hace) para que tengáis una idea. Si tenéis curiosidad, en Youtube hay más vídeos relacionados.

 

Para cada lección, el guía cuenta una historia explicando cómo se formó el Universo, la Tierra etc. Se realizan presentaciones con experimentos, hay mesas de observación con objetos relacionados con el tema, libros, hay la Linea de la Vida y otros materiales proprios para acompañar la presentación. Esos materiales son muy específicos y muy difíciles de encontrar, ya aviso que no conozco dónde se puede adquirir, son materiales utilizados en colegios montessori y las tiendas de materiales no suelen tenerlos.

terceragranleccionmartagraciela.jpg

El guía tiene que contar de una manera atrayente, seductora, cómo si fuera contar la historia más bella que existe, cómo si fuera revelar un secreto muy valioso a los niños. Los niños pueden comentar y hacer preguntas, pero sus preguntas no son contestadas. La idea es que el niño busque sus proprias respuestas. Por eso no hay pregunta equivocada o desinteresante, todas son iguales de importantes.

Al final de las lecciones, cuando el niño tiene la de las Palabras y de los Números, descubrirá que todo está relacionado, que no existen disciplinas como en el colegio y sí que todo es parte de uno. Y todo el conocimiento y experiencia que la humanidad ha reunido tiene una única finalidad: alcanzar la Paz.

mesadeobservacioncursomartagraciela.jpg

En el curso que hice, cómo conté al principio del post, se formó un grupo de amigas. Mamás montessori que siguen la filosofía con sus hijos y que, tras el sentimiento de Gratitud y tras vivir una experiencia tan fuerte, ha decidido reunirse para hacer las Cinco Grandes Lecciones. Tengo el honor de ser parte de este grupo. El año pasado hicimos la Primera Lección, y nuestra amiga P. recreó el Big Bang. El último domingo realizamos la Segunda Lección, sobre el Principio de la Vida. Fueron encuentros muy bonitos y emotivos, que seguro que transmitimos a nuestros hijos al menos un poquito (pero creo que fue mucho) de la magia de la Educación Cósmica.

primeragranleccion.jpg

primeragranleccion.jpg

mesadeobservacionprimeragranleccion.jpg

segundagranleccion.jpg

No sé si logré explicarme bien, la verdad que la Educación Cósmica es una experiencia muy profunda para colocar en palabras. Si tienes la oportunidad de vivir un curso presencial, te lo aconsejo deveras.

Los textos en destaque son de las dos primeras grandes lecciones. Puedes encontrar todas aquí.

Si la Tierra hablara al Hombre, diría: “”Me he extendido con alfombras de hierba para tus pies para que puedas caminar sobre un terreno blando. He puesto flores en mi pelo y me he cubierto de joyas para tu placer. Mis armarios están llenos de leche, carnes, frutas y verduras para que comas. Abajo en las bodegas están el carbón y el hierro. Todos yo estoy listo. Es hora de que ustedes, los seres humanos, vengan “.