Cómo preparar un ambiente montessori en espacios reducidos

Hoy escribo sobre el tema favorito de los seguidores de Nuestros Momentos Montessori: ambiente preparado! Cada día recibo más y más pedidos de posts sobre ambientes montessori en el hogar, cómo hacer si tenemos dos hijos que comparten habitación, y es que mi casa es tan pequeña y creo que no puedo hacer montessori… pues nada, vamos contestar hoy como preparar un ambiente montessori en espacios reducidos!

La primera cosa que tengo que deciros es que el ambiente preparado nunca termina, es un proceso, está siempre en cambio. La idea del ambiente preparado es ser un espacio vivo que crece con el niño, por eso nunca será igual. Como cada niño es único, cada familia, cada casa. Por eso es complicado comparar mi casa con la vuestra, o con la de otras bloggers, porque somos distintos. Y eso también es lo que hace más bonito.

Pero sí podemos coger algunas ideas aquí y otras allí para inspirarnos, por supuesto. Lo más importante es recordar que el ambiente preparado montessori no es un estilo de decoración, como muchas webs quieren vender. Es un espacio de aprendizaje, es un espacio cuyo objetivo es dar al niño posibilidades para que él pueda desarrollarse allí de la mejor manera posible, de forma autónoma, siempre. No importa si nuestro niño tiene un mes de edad o si tiene 7 años, siempre el objectivo es el mismo. Es importante que sea seguro, bonito, limpio, ordenado, sin cajas por el camino, sin muchos juguetes, sin objectos que obstruyen el paso. Tiene de estar a su altura, siempre, siempre y siempre. Por eso es un espacio vivo, porque la estantería que era ideal para tu hijo a los seis meses no será ideal más cuando tenga cinco años, por ejemplo. Hay que observar y hacer los cambios necesarios. El ambiente preparado nunca es aburrido!

A veces el niño puede tirar semanas sin querer estar en el ambiente y no entendemos por qué. Si eso pasa, hay que tener una mirada crítica para saber qué está pasando: será que los materiales ya no son interesantes? Será que el acceso está difícil? O será que está necesitando una remodelación? Eso puede ocurrir, y nada como una buena limpieza y mover los muebles para dar otra cara y que el niño vuelva a sentirse motivado para estar allí. Si tienes más dudas sobre eso, te aconsejo a leer mi post Cómo tener una habitación Montessori y que tu hijo la disfrute.

Terminada la introducción, vamos a los consejos! 🙂

Mi casa es muy pequeña, no puedo tener un ambiente preparado Montessori.

Esta idea es muy común, y es muy equivocada también. Suele ocurrir porque nos comparamos, porque miramos en internet esos espacios tan preciosos y con tantos materiales guays que queremos tener, pero… no es posible. Compararnos con las americanas y canadienses es casi masoquismo, yo diría, porque en América del Norte hay tanto espacio y las casas son tan grandes, que casi siempre vemos en los blogs habitaciones o salones de 20 metros cuadrados o más solo para Montessori y nos cae la baba… es normal, a mí también me pasa. Pero mientras no nos toca el Euromillones, hay que conformarse con lo que hay, y es que en España las casas son pequeñas, especialmente si vivimos en un piso, como muchas familias a día de hoy.

Entonces, que hacemos? Es que solo las americanas pueden tener una casa montessori bonita? ¡Claro que no! Hay que, primero: parar de compararse, porque es un desgaste de energía inútil, que no nos llevará a nada, solamente a sentirnos mal; segundo, mirar nuestra casita, nuestra querida casita, que puede ser pequeña pero es nuestra, es donde vive nuestra familia, donde reímos, crecemos, vivimos tantas experiencias. Pero mirarla de una manera muy crítica, para ver lo que falla. De verdad hay tan poco espacio así? A veces el problema no es exactamente ese, pero sí que falta organización. Que el período sensible del orden a veces hay que cultivar también en la edad adulta 😉

Bromas a parte, lo que te aconsejo es preguntarte: ¿quieres tener una habitación Montessori? ¿O quieres que toda la casa sea Montessori? Lo ideal es lo segundo, por supuesto, pero eso no tiene que ser del día a la mañana, se puede hacer a los pocos, a medida que tengas tiempo, que tu pareja puede ayudarte, que puedas dar una escapada a Ikea… 🙂 Recuerda que lo mejor que puedes dar a tu hijo es un pequeño banco al cual él pueda escalar para alcanzar lo que está alto, como por ejemplo, el fregadero de la cocina, la mesa para ayudaros a hacer la comida, o a la hora de cepillarse los dientes.

¿Será que hay demasiadas cosas en tu casa? Nosotros tenemos el hábito de acumular, a veces. Mi madre era del tipo que no tiraba nada a la basura, su máxima era ” nunca se sabe si un día lo necesitaré”, y así teníamos colecciones de vasos de yogur, cajas, botes de cristal… muchas veces repito su comportamiento porque crecí así. La diferencia es que ahora vivo en un piso, y no en un chalet, como cuándo era niña. Por eso, a veces necesito tirar un día para separar lo que ya no necesito y echar a la basura o vender. Cuando tenemos hijos pequeños eso es aun más común, por eso la mirada crítica es super importante. Una vez logré vaciar todo un armario de ropas, zapatos, bolsos. Puede ser tu caso, también. Ah! No te olvides de que, al hacer esta limpieza, tendrás de priorizar lo que es más importante para ti: que tu hijo tenga, por ejemplo, un pequeño rincón de lectura o que tengas un perchero lleno de bolsos que ya no utilizas? Eso también es muy importante.

Pero si ya has realizado la limpieza y el espacio es de verdad pequeño, a quién vamos engañar… no pasa nada. También hay solución: ser creativos. Una gran ventaja que tenemos en España es que aquí hay Ikea. Lo juro que no estoy cobrando ninguna comisión por hablar del “gigante sueco”, pero Ikea es lo mejor para una casa Montessori cuando no hay mucho dinero. Sus muebles están pensados para las casas pequeñas de nuestro tiempo por eso encontramos tantas sugerencias interesantes para un espacio Montessori. Coloco aquí algunas fotos de Pinterest para que tengáis una idea.

montessorismall1
Esta habitación es muy chiquitina, como muchas en muchos pisos españoles… pero está muy bonito, organizado, y muy montessori: la cama bajita, una mesa con sillas pequeñas para jugar o trabajar, y una estantería con nichos abiertos para los juguetes a la altura del pequeño. Foto: Pinterest
montessorismall3
Otra habitación montessori: la cama es muy baja, tiene libros a la altura del niño debajo de la ventana, y estanterías con nichos también. Yo quitaría los cestos, pero eso va de cada uno. Foto: Pinterest

 

montessorismall5
Una idea muy creativa es usar cajas de madera de fructas como estantería, como en esta foto, en que usan para colocar libros, cuadernos y luego guardar material de homeschooling. Foto: Vintage Kids Modern World
montessorismall6
Otra habitación pequeñita, en este caso adaptada para espacio de homeschooling, usando estanterías Billy y Kallax. Observa el detalle de la alfombra, como da vida al espacio. Esos pequeños toques son super importantes para dar belleza al ambiente preparado. Foto: Our Aussie Homeschool
montessorismall7
Esta blogger logró adaptar toda su casa, que es muy pequeña, para hacer homeschooling con sus hijos. Sus ideas pueden ser aprovechadas por una familia montessori igualmente. La estantería del salón pasó a guardar los materiales, un carrito de Ikea ayuda a transportar de un ambiente a tro, hasta la cocina fue adaptada. Vale la pena ver. Foto: Homeschool On

 

Al final escribí mucho más de lo que pensaba y la segunda parte del post, cómo preparar un ambiente para hermanos de edades distintas, quedará para la próxima. Espero que haya podido ayudarte y que te sientas inspirada para hacer un bello ambiente para tu pequeño!

Y tú, ¿has logrado organizar el ambiente preparado en tu pequeño piso o chalet? ¡Comparta tu experiencia en los comentarios! ¡Y no te olvides de compartir este post a tus amigos en las redes sociales para que más gente conozca a Nuestros Momentos Montessori!