Dos años viviendo muchos momentos Montessori

Hoy, exactamente hoy, el blog cumple dos añitos de existencia. Confieso que pensé que no llegaría hasta aquí. Tener un blog es un trabajo muy árduo, aunque no parezca. Dicen los expertos que la mayor parte de los blogs viven solo un año, y aquí estamos, llegamos a los dos! Ya somos toddler! Y será que la crise de los dos años también existe para las bloggers, porque muchas veces pensé en dejarlo todo.

A veces por mi depresión, a veces por el trabajo, a veces por la dificultad en conciliar y llegar a todo… “llegar a todo”, este ideal de toda la madre, especialmente la madre blogger – y más si hace homeschooling – vive siempre. Es una presión muy grande, no de los demás pero sí de mí misma. Soy una persona muy perfeccionista, muy León (los entendidos en DP entenderán 😉 ), exijo mucho de mí misma, desde que era niña.

A veces me pregunto cómo fue que todo empezó, y la verdad es que no me acuerdo. Recuerdo a mis padres diciendo que tenía de sacar buenas notas y ser una buena estudiante como mis hermanos mayores, pero me acuerdo más de cuando entré en la adolescencia, creo que fue cuando la presión aumentó… presión por eligir una profisión (y a mis padres no les ha hecho ninguna gracia mi decisión), presión por ser una chica educada y bien comportada, que no llevara maquilaje tampoco ropas cortas, “porque quién se viste así quiere otra cosa”… siempre fui presionada para ser la mujer independiente, que trabajaría, cobraría un buen sueldo, tendría mucho éxito. Por muchos años fui workaholic, trabajaba en la redacción de un periódico de S. Paulo como reportera y podía trabajar 12, 14 o mismo 16 horas en un día sin parar, buscando una perfección y un reconocimiento que nunca llegarían.

logoblog.jpg
Nuestro primer logo – os recordáis?

En dos años hice un curso de asistente AMI y de educadora de familias de Disciplina Positiva, colaboré con Jaisa Educativos, participé de los Premios Madresfera, inauguré un canal de Youtube (un poco dejado, es verdad, tengo de ponerme las pilas…), hice algunos Facebook Live para sacar dudas de las seguidoras sobre Montessori. En mayo participaré del primer Congreso Online Montessori. Creo que puedo decir que algo ha evolucionado este sencillo blog que empezó de manera tímida, y con miedo incluso, en una mañana de primavera en el salón de mi casa.

Y si a princípio tenía mis dudas de que eso de Montessori en la etapa de Primária para las famílias les interesaba, veo con sorpresa cómo han cambiado los números – en 26 de abril de 2017 éramos 1175 seguidores, y, un año después, somos 4031 seguidores. Y es más, en cuatro meses de 2018 ya pasamos del doble de vistas en relación a todo el año de 2017. Los números son los números, como ya decía el refrán. Creo que ya no tengo más dudas que sí, Montessori también interesa a las famílias con niño de 6 años o más.

Sin embargo no es fácil tener un blog. Pensar en qué escribir, cómo escribir, las fotos, la edición, luego el community management de las redes sociales… es un trabajo como cualquiera, os lo aseguro. Y todo eso sin remuneración, y llevando a la vez la casa, la pareja, un niño, dos perros y un trabajo a media jornada (porque todos tenemos que comer, y pagar facturas, por desgracia). Puedo decir que hasta el momento las redes me han tratado muy bien, fueron muy poquitas veces que tuve de lidiar con haters – creo que solo hubo una, la verdad, los demás fueron críticos pontuales – pero a veces me pregunto a mí misma si vale la pena, a veces me pregunto si no sería mejor dejar todo y quedarme solo con Instagram porque es mucho más fácil y rápido. But… me gusta escribir. Es una terapia para mí. Ya llegué a pensar que “si nadie me lee me da igual”, solo por el placer de escribir y de transmitir una filosofía tan bonita como la Montessori.

museocienciasnaturales
La foto de nuestro primer post

Será que la crise de los dos años de las bloggers es como la de los niños – una lucha por ser independiente, por hacerse ver, por conquistar su espacio y a veces no lograrlo, o sentir que no ha logrado. Pero hay que aprender con los toddlers – ellos saben muy bien que si caimos, nos levantamos, y seguimos la marcha.

Espero seguir muchos años con vosotr@s, Izan todavía tiene cinco años de Segundo Plano… creo que temas no faltarán, ¿verdad?

Muchísimas gracias por estar ahí del otro lado acompañandónos en Nuestros Momentos Montessori!

 

¡Y no os olvidéis de apuntaros al sorteo de la pasta Smuzi de Bonicos y al del tablero del 100 de Mumuchu! ¡Mañana termina la semana del cumpleblog y tengo una sorpresa muy, muy especial!