Educando tu hijo a usar internet

Después de los 6 años ya es prácticamente imposible evitar que tu hijo (o tu hija) utilice internet. Sobre los 8 años muchos niños dejan de asistir a dibujos animados para ver a vídeos en Youtube y es la hora que tenemos que estar atentos sobre que contenidos están asistiendo y educarles sobre el buen uso de la internet

Como ya escribí en Las Pantallas y los Niños en Montessori – después de los 6 años, los smartphones, los videojuegos, las redes sociales son parte del mundo de nuestros hijos y no podemos negar ese hecho, por eso lo mejor es educarles cómo usar las pantallas de una forma saludable y lo menos peligroso posible. Sería incluso parte del trabajo de Vida Práctica para la segunda fase de desarrollo, cómo relacionarse con la sociedad en el mundo virtual.

Lo ideal es que los niños y niñas no tengan un dispositivo en sus habitaciones todavía y que el ordenador esté en el salón o en alguna zona de la casa que los padres puedan ver mientras el chico esté utilizándolo. Muchos expertos recomiendan no dar el primer smartphone antes de los 12 años y, cuando llegue ese momento, enseñarle cómo usarlo con responsabilidad.

La vida digital no es tan distinta de la vida real, las mismas reglas son válidas, por eso de igual manera que enseñamos a los niños a no cruzar la calle cuándo el semáforo esté rojo para peatones, debemos enseñarles que no deben dar todo el tipo de información a un desconocido en internet, como dónde vivimos, a cual colegio vamos… hay que enseñarles a cuidar de su privacidad. Mucho cuidado con las prohibiciones, pues siempre lo prohibido es más seductor, por eso lo mejor es acompañar a tu hijo, preguntarle en que páginas entra, qué está viendo, con quién está hablando… si tienes una relación de diálogo con tu hijo, será más fácil que él mismo te lo diga lo que hace en internet.

Hay quién le guste usar aplicaciones de protección parental. Mi consejo es conocer bien como funciona la aplicación primero, porque a veces tenemos sorpresas. Cuando Izan era más pequeño le dejaba asistir Youtube Kids hasta el día que le vi asistiendo a un video que no tenía un contenido muy adecuado, era uno de eses videos en que personas disfrazadas de personajes infantiles se pegan o hacen bromas pesadas, entonces vi que no era tan distinto del Youtube normal.

Si tu hijo asiste a un contenido que no acreditas ser adecuado, es el momento de hablar con él y preguntarle porqué asistía a aquello y si de verdad le parece que está bien lo que enseña. Muchos videos que mi hijo encontró en Youtube proporcionaron grandes discusiones entre nosotros sobre valores e ideas.

Acredito que enseñar en positivo siempre es mejor y más eficiente, por eso intento ganar a mi hijo presentándole buenos contenidos, asistiendo con él y hablando sobre lo que estamos viendo. Fue así cómo descubrimos un programa de documentales en Netflix que es muy recomendable para los niños a partir de 6 años, Planeta Azul. Nos ha proporcionado oportunidades para hablar sobre tiburones, focas, contaminación de los mares, y mucho más. Presentar buenos contenidos es esencial pero está claro que no evitará que nuestros hijos asista algo que no nos guste.

Por eso es tan importante tener un diálogo abierto con nuestros hijos y participar de sus vidas, para cuando estén navegando por internet, que nosotros sepamos dónde están entrando, qué están viendo, y así poder enseñarles cuándo no es un contenido muy interesante.

También es aconsejable enseñar a los niños a qué pueden y qué no pueden compartir en las redes sociales cuando llegue el momento, por ejemplo, que puede ser peligroso publicar una foto llevando el uniforme del colegio o cómo crear una contraseña segura y porque es tan importante no revelarla.

De la misma manera que enseñamos a nuestros hijos a dar la mano al saludar a una persona, a decir gracias después de que alguien nos haga un favor, entre otras normas de etiqueta, también debemos enseñarles a cómo se comportar en las redes, evitando determinadas palabras y recordando que detrás de la pantalla hay una persona leyendo lo que escribimos y que tenemos la obligación de ser respetuosos con ella, aunque no la conozcamos en persona.

También es necesario enseñarles el equilibrio. Jugando con tu hijo una partida de Fortnite, por ejemplo, podrás entender porqué le gusta tanto pero, como adulto, sabes que no puedes estar horas y horas jugando porque tienes otras obligaciones, y la verdad es que tu hijo también las tiene. Por eso es importante enseñarles a encontrar un equilibrio entre el tiempo para jugar a las consolas, el tiempo para estudiar, para practicar un deporte etc.

Recordemos que los niños aprenden mucho más con el ejemplo que damos que con las palabras que decimos, por eso es muy importante que tú también y tu pareja no pasen demasiado tiempo delante de las pantallas. Si buscáis más tiempo en familia, haciendo un paseo, cocinando juntos, realizando manualidades, jugando un juego de mesa, los niños no pasarán demasiado tiempo delante de las pantallas. Quizás a principio no querrán, o solo estarán con vosotros por poco tiempo. Pero no desista e intenta descubrir como puedes ser más atractivo para tu pequeño.

Mi consejo es empezar lo cuanto antes y no esperar que llegue a un punto en que será muy difícil “quitar el vicio”. La tecnología llegó para quedarse, hoy tenemos smartphones y redes sociales pero mañana es muy probable que será otra cosa mucho más adictiva. Los expertos ya temen las consecuencias de la realidad virtual cuando estén al alcance de todos. Por eso creo que Montessori es tan importante en nuestra época más que nunca, para que empecemos desde cuándo son muy pequeños a despertarles el amor al mundo real, al presente, a la naturaleza, a las relaciones ojo a ojo. Puedes comenzar tú misma, guardando el móvil en un cajón o dejándolo en otra habitación de la casa por algunas horas para hacer otra cosa. Te sentirás mejor, tu vida en familia será mejor y tus hijos aprenderán que hay algo más allí fuera de la pequeña pantalla.

 

Te preocupas con la cuestión de las pantallas? Crees que tu hijo pasa demasiado tiempo con ellas? Ya probaste pasar algunas horas al día desconectada? Espero tu comentario!

Si te ha gustado este post no olvides de compartirlo para que más personas conozcan a Nuestros Momentos Montessori! Muchas gracias!

Foto:  Annie Spratt on Unsplash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: