Cómo es el ambiente de artes para niños de 6 a 12 años

A Izan y a mí nos encantan los espacios de artes. Yo defiendo fervorosamente que en todas las casas debería existir un espacio de artes para los más pequeños, así como el rincón de lectura y la habitación Montessori. Incluso voy más allá: ojalá hubiera más arte en las casas y menos juguetes. Ya he escrito sobre la importancia del espacio de artes, sobre materiales de artes que no deben faltar, por qué tu espacio no funciona y un rincón de artes de verano que hicimos hace unos años. Hoy el tema de este post es cómo hacer un ambiente de artes para niños de 6 a 12 años. Porque cambia, claro.

Cuándo los niños tienen entre 2 a 6 años, aproximadamente, una mesa bajita, una silla de acuerdo con su altura y una pequeña estantería (o un carrito, como el nuestro querido Raskog de IKEA) son suficientes y desde que ellos tengan materiales de calidad y acceso a ellos, es lo que importa. Luego la creatividad y la imaginación salen solas. Este era el espacio de artes de Izan cuándo él tenía entre 3 y 5 años:

espacio de artes en casa para niños de 3 a 6 años

Estaba en nuestro salón, porque a los niños en esas edades les gusta estar en un ambiente vivo de la casa, donde estan sus padres haciendo vida. Una mesa de IKEA con su silla, un módulo Trofast también de IKEA y una pizarra del Lidl para pintar y dibujar. Y, al lado, nuestro amado Panchito, que ya no está aquí pero le encantaba participar de las actividades de Izan.

Ahora que el niño ya está en el segundo plano de desarrollo, puede estar en un cómodo de casa como por ejemplo, su habitación, una terraza o quizás una habitación vacía que tenemos. Pero ya no es tan necesario que esté donde sus padres estén. Eso sí, todavía les gusta mucho, y es importante para ellos, que nosotros participemos de suas creaciones. Una creación de arte a cuatro o a seis manos (o más, si hay hermanos) siempre es muy divertida y ayuda muchísimo para dar más fuerza a los lazos familiares.

Sigue siendo importante que el niño tenga materiales de calidad y que estén en su alcance. A pesar que, ahora, aunque tú no dejes a su altura, él irá solito detrás de ellos :). Es algo que pasaba mucho en casa con los materiales de cocina para hacer experimentos, Izan iba solo a los armários buscarlos y no nos enterábamos de cuando estaba realizando algo con bicarbonato… pero el tema experimentos será para otro post!

Ya que no adelanta de nada esconder los materiales que no quieres que tu hijo o tu hija utilice, y ya que ellos ya son capaces de racionalizar, mi consejo es: enseñelo a utilizar. Tu hijo quiere usar un cúter? Enseñale a usar con seguridad. O quizás una pistola de silicona? Pues enseñale a usar. Es mejor que le enseñes a usar, tomando las medidas de seguridad, que prohibir. Habrá accidentes? Puede ser, pero si estás con ellos en las primeras veces para ayudarles (atención: ayudar no es lo mismo que hacer por ellos), es muy difícil que eso ocurra. Izan utiliza estilete y pegamiento estilo “super glue” pero ya sabe que hay que tomar cuidado porque puede herirse con ellos.

A partir de los 6 años de edad, las creaciones de los niños cambian. Las pinturas pueden ser algo relacionado con su día a día o entonces sobre algo que les guste mucho (Izan, por ejemplo, quiso pintar las plantas carnívoras de Plantas vs. Zombies). También puede ocurrir que ya no quieran pintar, porque están hartos de hacer en el colegio quizás, o sencillamente porque quieren probar otras cosas. En esas edades, les chifla hacer esculturas, máquinas, juguetes con materiales desechables. Quieren construir.

Sin embargo, no nos olvidemos que ellos siguen siendo niños, y algunos materiales seguirán teniendo mucho éxito con ellos, como la plastilina, por ejemplo. Pueden utilizar plastilina con LEGO, Playmobil, miniaturas de Safari Ltd. etc. A las niñas puede que les guste mucho hacer bijouterias con cuentas o pintar camisetas.

Hay algunos juguetes voltados a esa edad y que están relacionados con las artes, como por ejemplo Aquabeads, las cuentas Hama, Bunchems, kit de slime… mi consejo es conocer el material antes de comprar, si hay posibilidad. Hay muchos lanzamientos ahora en esa linea pero muchos son solo para que los padres gasten el dinero y luego valen para muy poca cosa. Los kits de slime, por ejemplo, son los campeones. Hay muchos que no funcionan o que son difíciles de hacer, lo que acaba provocando frustración en el niño. En Dideco hay una seción solo para artes con niños que me encanta, tienen materiales muy buenos. Pero os aconsejo a no dar solamente eso tipo de juguetes y sí crear de verdad un espacio para que ellos puedan crear cuándo quieran, de manera que puedan utilizar su imaginación a tope.

Mi lista de materiales imprescindibles para el rincón de artes de 6 a 12 años (coloco enlaces afiliados de Amazon para ayudarte, si compras desde ellos llevamos una pequeña comisión, que no incrementará el precio del producto):

    • pinceles de agua para usar con aquarelas (cómo estos)
    • sellos (hay muchos en el mercado, a nosotros nos gusta los de Melissa and Doug)
    • plastilina (en casa, triunfa Play Doh)

Coloco como ejemplo el espacio del blog Art Pantry, que a mí me encanta muchísmo, muchísimo… verás que Megan, la blogger, ha colocado incluso un panel para sus hijas con alicates y un martillo!

Espacio de artes del blog Art Pantry
Foto: The Art Pantry

Ahora mismo nuestro espacio de artes está en la habitación de Izan, es el escritorio MICKE que él utiliza para estudiar también, pero debo confesarles que él utiliza más para crear que para estudiar; es como si no quisiera mezclar el placer con el deber, jejeje. Seguimos utilizando el carrito Raskog y guardamos nuestros materiales en él y también dentro do escritorio. Tenemos una caja con materiales desechables al cual a veces Izan recurre para crear algo. En esta foto, que ya tiene unos meses, él está haciendo una ciudad con corchos de botellas de vino, utilizando pegamiento y purpurina. No me gusta mucho dejarlo usar purpurina porque es un material peligroso, pero él ya sabe que tiene de tomar cuidado para no aspirarlo.

niño trabajando delante de escritorio IKEA

Me recuerdo con mucha ternura que, cuando tenía 8 años, mi madre me apuntó a una escuela de artes del ayuntamiento. Allí hice muchas construcciones con desechables, utilicé argila, hicimos teatro, teníamos clase de relajación… las profes eran actrices de teatro y me recuerdo de las dos hasta hoy, que tengo 45 años. Era una maravilla y me chiflaba. Me gustaría mucho dar lo mismo a Izan. Porque es una experiencia que nunca te olvidarás, que hará parte de ti para siempre, y puede parecer una tontería ahora, pero más adelante se reflejará en las actitudes del niño, os garantizo.

A tí también te gusta las artes para niños? Crees que es importante tener un rincón de artes en casa? No olvides de dejar tu comentario! Y si crees que este post puede ser útil a más familias, comparta en las redes sociales, para que Nuestros Momentos Montessori llegue a más gente. Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.