Mi hijo ha reprobado el curso. ¿Y ahora?

Junio ha llegado, y eso nos hace pensar en verano, que, a su vez, nos recuerda a vacaciones. No solo las vacaciones del trabajo pero también las de los chicos, en el cole. Es ahora la recta final, cuando los profesores nos dirán si nuestros niños han sido aprobados o si han reprobado. Si tu hijo o tu hija está en el segundo grupo, es posible que estés sientiendo muchas emociones y preguntandóse: ¿y ahora? Pues este post va para ti.

No nos engañemos. A nadie le gusta ser reprobado, y tampoco nos gusta a nosotros, los padres, que nuestros hijos reproben. Los niños se sienten fracasados, derrochados, desanimados. Y los padres y madres también se sienten así, en muchas ocasiones. Cuando nuestro hijo, o hija, pierde, nosotros también sentimos que perdemos. Pero podemos sacar provecho de esa experiencia y encararla de otra manera, más positiva.

¿Por que los niños son reprobados? Puede ser por muchas razones. Quizás por problemas emocionales, por estar pasando por un momento difícil, como por ejemplo la separación de los padres, la muerte de un ser querido, cambio de domicilio, acoso escolar… Si es el caso de tu niño, lo mejor es hablar con él, con paciencia y cariño, cuando ya sienta que él puede hablar y que ya no está tan enfadado por la noticia. Con tranquilidad, sin forzarle a nada, pero demonstrando que estás interesada y que quieres ayudarlo a superar ese problema.

También puede ser que la razón de haber sido reprobado sea una dificultad de aprendizaje. Los profesores suelen darse cuenta de que hay esa posibilidad y llaman a los padres para una tutoría para decir lo que están observando. Si es el caso de tu hijo, lo mejor a hacer es buscar un especialista para detectar si el niño tiene dislexia, TDA, Altas Capacidades etc. Lo mejor es detectar lo más pronto posible para dar la ayuda, si es el caso, también lo más pronto posible, y asesorarse con los expertos en el asunto.

Pero si la razón es que el niño no estudió lo suficiente, entonces tras el sentimiento de frustración lo que debemos hacer es encarar el error como una oportunidad. En nuestra sociedad, el error está muy mal visto, fuimos educados a ser perfectos y que equivocarse está mal. Necesitamos un cambio de paradigma. El error es nuestro amigo, es una oportunidad de crecimiento.

No soy maestra, tampoco pedagoga, pero puedo darte un consejo basandóme en mis conocimientos de Montessori. Para Montessori, los errores siempre eran oportunidades. En las escuelas Montessori los niños no son corrigidos cuando no dan una respuesta correcta. El profesor Montessori, o el guía, lo que hace es esperar que el niño se de cuenta él solo de que se ha equivocado, algo que los materiales pueden ayudar ya que muchos son autocorrectivos. Pero cuando no es posible, y el niño no ve su fallo, el profesor le ayuda a encontrarlo dandóle pistas, hasta que el niño llegue a él. En Montessori los niños tienen libertad para tomar decisiones hasta sobre sus lecciones, cuando llegan a una determinada edad. Gabriel Salomao cuenta en su entrevista que estuvo casi un año sin estudiar Matemáticas porque estaba interesado en otra cosa. Cuando un niño Montessori se da cuenta de que se equivocó, él piensa: ¿por que hice eso así?, y aprende con él. El error es un compañero de su aprendizaje.

Entonces, lo que sugiero que hagas es:

1. Culpas fuera. La culpa no sirve para nada, solo para que nos martiricemos. No es útil, no nos mueve, al revés, nos deja estancados. Lo que pasó, pasó. Ahora es el momento de actuar. Si tu hijo se siente culpable por haber reprobado, si él se siente avergonzado, inferior, ayudále para que salga de ese círculo. Empodera a tu hijo.

2. Analisar lo que ha pasado. Dónde nos equivocamos? Quizás el método de estudio utilizado debe ser revisto. A veces por más horas que un niño esté sentado delante de un libro no es suficiente, necesitamos verificar en que punto del proceso de estudio está el fallo. Necesita organizar su tiempo? Como están las rutinas diarias, cuantas horas se dedica a cada actividad del dia? Quizás tenga demasiadas extraescolares? Duerme lo suficiente? Quizás sea necesario un profesor particular?

3. Una vez que encontramos el fallo, pues a cambiar lo que sea necesario. El tutor de tu hijo puede ayudarte en esa tarea. Te indico el blog de Eva, Family Tips, que tiene pautas muy interesantes para ayudar a los niños a organizarse en la hora de estudiar y a criar un pensamiento emprendedor.

4. Lo más importante: no castigues a tu hijo, no le grites, no le insultes, no le digas que es un perezoso o un tonto, no le digas “es que te avisé” o “después de todo que hemos gastado por ti”, jamás. Si sientes rabia y ganas de hacerlo, recuerda que eres el adulto y eres su espejo. Controláte, si es necesario encerrarse en el baño y contar hasta un millón, pues hazlo. Pero por más enfadado que estés, que es comprensible, ¡no te juzgo!, no lo hagas. Primero, no va a servir de nada, él tendrá que repetir el curso de todas formas. Segundo, toda la familia sufrirá, se alejará, se criarán mágoas, que no sirven para construir, solo para derrumbar. Tu hijo necesita ahora que tú le digas: acredito en ti, y sé que el próximo año será distinto.  “Pero lo que me estás pidiendo es que le pase la mano por la cabeza”. ¡NO! Lo que quiero es que le ayudes a no caer en este error otra vez, y el primer paso es que el niño, o la niña, sepa que tú le amas y que estarás a su lado para lo que haga falta, siempre. Trabajad juntos, y seguro que consiguiréis y, en cima, vuestra relación ganará.

¡Espero que te haya gustado! Durante mi trabajo de investigación para escribir este post, curiosamente, solo encontré posts en Google de páginas web de América del Sud y de Centroamerica. ¿Es que a los españoles no les interesa ese asunto?, me pregunté, y entonces coloqué una encuesta en Instagram y algunas personas me contestaron que sí, les interesaba, entonces aquí está. Cómo siempre, espero tu comentario abajo, y pido que comparta este post si crees que puede ayudar a más familias. ¡Que Nuestros Momentos Montessori llegue a más personas! 🙂

 

 

Foto: Pixabay

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.