Balance de 2019: un año de aprendizaje

Hoy toca el último post de 2019, que ya es una tradición de Nuestros Momentos Montessori. Es un post de balance del año que termina, para verificar lo que pasó en esos 12 meses y sacar las conclusiones pertinentes para el año que viene. Yo diría que 2019 fue un año de aprendizaje, en muchos sentidos. Veamos cómo:

Los primeros cuatro meses: ánimos a tope

De enero hasta la mitad de abril, más o menos, me encontraba con los ánimos a tope y muchas ganas de hacer el blog crecer. Tenía cómo meta llegar a los 10 mil seguidores hasta el final del año, hacer un curso y poder dejar mi trabajo a cuenta ajena a principios de 2020.

Bueno, como ya puedes imaginar, eso no fue posible. Aunque llegamos al final de año con números muy buenos (más adelante te contaré).

Escribía mucho, estaba siempre en las redes sociales, pero todo iba demasiado despacio. Exigir a una ariana como yo, que quiere todo para ayer, que espere para obtener resultados es decepción segura.

Tuve algunas decepciones con el mundo blogger en esa época, me sentí mal interpretada y que no era bienvenida. Sentí que invertía energía en algo que no me daría lo que buscaba. Y pensé en desistir y dejar de escribir.

Vino el verano, decidí descansar y parar de pensar un poco en eso. Me ha venido bien viajar a Portugal en familia y logré desconectarme de eses pensamientos. En septiembre, ya me sentía mucho más tranquila.

Por octubre, más o menos, me dediqué a estudiar un poco sobre marketing digital y vi que mis metas eran irreales. Quiero dar las gracias a Gabriel Salomao que me enseñó Seth Godin, pues fue leyendo a ese gurú del marketing que me sentí mucho más tranquila. El problema no era yo.

El final del año: despacio pero seguro

Y fue por octubre más o menos que pasé a ver el blog de una forma distinta, más realista, y mucho más serena conmigo misma. Pasé a ver mi blog como «algo mío» de verdad, sin comparaciones y sin repetir viejas fórmulas. Creo que voy por el camino de descubrir mi marca personal y de hacerla dar por conocer. Y a disfrutar del camino mientras tanto. No hay porqué ser rápida.

Llegando diciembre sentí que ya había terminado con la misión de este año, pero que mucho más está por venir. La verdad es que me siento mucho más libre después de descubrir que el secreto está en formar tu marca primero. Para el año que viene seguiré lo que empecé y nuevos desafíos y descubiertas vendrán, seguro.

En el ámbito Montessori en mi familia, lo que concluyo es que fue el año en que menos trabajamos, lo que me deja triste porque observo que Izan está más abierto que cuando era pequeño, pero es que el cole no nos deja hacer nada… 🙁 Entre el trabajo, la casa etc, al final del día estoy muy cansada y sin ánimos para nada.

En la salud, otra razón que impidió de que me dedicara más a Izan este año fue que llevo años con una anemia que no termina de curarse. Acredito que en breve realizaré algunos exámenes que darán las respuestas necesarias para que esa anemia deje mi cuerpo de forma definitiva.

Los resultados del trabajo

Terminamos el año con 8442 seguidores (no son 10 k pero no está mal, verdad?) y 71915 vistas. Además, con 242 comentarios distribuidos en 83 posts (20 a más que 2018). Este año he creado la newsletter de Nuestros Momentos Montessori y los vídeos en directo Montessori Live en Instagram, que, con seguridad, ayudaron mucho a llegar a esos números.

Esos números fueron gracias a todos que siguen a Nuestros Momentos Montessori, pero también quiero agradecer a Cristina Tébar de Montessori en Casa por un año más apoyando al blog – por la segunda vez, participamos del Congreso Online Montessori – a Ana Luz Rodrigues por me haber invitado a participar de los directos de su canal de Instagram y a Gabriel Salomao de Lar Montessori por indicar a Nuestros Momentos Montessori en su directo en Instagram.

Este año también participé de dos eventos para bloggers: el Madresfera Bloggers Day y Apprender MARS de la editorial SM, donde conocí a dos bloggers encantadoras, a quienes quiero darles las gracias por una tarde divertida y por su amistad: Dácil de Blog de una Madre Desesperada y Vanesa de Gololo y Toin. Y quiero dar las gracias de una forma especial y cariñosa a Mamá Contra Corriente, por nuestras charlas inbox y por prestarme su hombro de una forma virtual cuando fue necesario.

No podía terminar este post sin dar las gracias a nuestros colaboradores: las editoriales Kalandraka, Escuela Viva, SM, Harper Kids Ibérica y Zahorí por su apoyo a Nuestros Momentos Montessori y a nuestra sección de Libros. Y también a Jaisa Educativos, Mumuchu, Dideco y Staedtler. ¡Muchas gracias chicas y chicos por este año!

Y, como todos los años, termino este post con nuestro Top Five, los cinco posts escritos en 2019 que más fueron leídos por los seguidores y visitantes de Nuestros Momentos Montessori:

  1. Las Necesidades de los Adolescentes Según Montessori
  2. Las Tres Preguntas que no Pueden Faltar Antes de Dormir
  3. Cómo Acabar con los «Es que No Puedo»
  4. Cuentos para Niños que se Atreven a Ser Diferentes: Cuándo la Diferencia Cambia el Mundo
  5. Diez Tips de Cómo es la Habitación Montessori tras los 6 años

Muchísimas gracias a ti por estar al otro lado de la pantalla, leyendo, compartiendo, comentando, y siguiendo nuestro crecimiento. Para 2020 tendremos muchas novedades, y continuaremos creciendo! Pido a ti para que acompañe a Nuestros Momentos Montessori en esta trayectoria de llevar una relación más feliz con nuestros niños y niñas de 6 a 12 años. ¡Ofrezcamos el Universo al Niño!

Para no perder ninguna de esas novedades que están para llegar el año que empieza, solo tienes de añadir tu email a nuestra lista para recibir la newsletter todos los sábados en tu bandeja de entrada. ¡Será un placer tenerte en la comunidad de Nuestros Momentos Montessori!

Anuncios