El home/ afterschooling no es replicar el colegio

el homeschooling no es replicar el colegio

Cuando empezamos a hacer homeschooling, o afterschooling, tenemos la tendencia de replicar el colegio. Copiamos el espacio, el horario, las actividades, hasta colocamos obligaciones para los niños. Sin embargo, no debería ser así. Porque el homescholling (y el afterschooling también) no se trata de imitar el sistema. Al revés: tenemos que encontrar en nuestro ambiente, en el de nuestro hogar, las oportunidades de aprendizaje y de conexión con nuestros hijos.

Muchas veces digo eso a las familias que me piden ayuda en mis consultorías que no se trata de hacer clases de refuerzo como entendemos, de decir al niño «ahora toca repasar», y obligarle que se sienta una mesa, delante de un libro, un cuaderno, o materiales.

El homeschool empieza antes de coger los materiales

El homeschooling, y el afterschooling, empiezan mucho antes de que el niño se de cuenta.

Empieza cuando le llamamos para jugar, ver una peli juntos, montar en bicicleta en familia, preparar algún plato juntos en la cocina, limpiar la habitación de trastos en grupo…

Y mientras desarrollamos esas tareas, observamos a nuestro hijo, con mucha atención. Qué él dice? Como lo dice? Que prefiere hacer? Que no quiere hacer? Cómo se comporta una vez que estamos realizando la actividad propuesta?

Todo eso tenemos de apuntar (porque sino, nos olvidaremos). A veces son necesarios días de actividades en grupo «como quién no quiere nada» para retomar esos lazos de conexión y sacar las conclusiones necesarias.

Entonces, una vez que sabemos que hacer y lo que no hacer, es el momento de pensar en actividades «educativas», por decir de algún modo.

el homeschooling no es replicar el colegio
Un renacuajo casi totalmente transformado. Después de la foto, lo devolvimos al estanque

Un día mirando renacuajos

Hace algunos meses, fuimos a ver el estanque del trabajo de mi marido, que se había poblado de renacuajos. Izan cogió algunos con las manos y se dio cuenta de que algunos tenian las cuatro patas, otros solo dos, algunos todavía le faltaban mucho para transformarse, otros estaban completos y solo tenían de crecer… y lo que surgió de preguntas ese día!

«Mamá, cuanto tiempo tarda para que los renacuajos saquen sus patas?»

«Mamá, por que cuando aun no tienen patas son mayores que cuando ya las tiene?»

«Mamá, cuanto tarda para que el renacuajo tenga el tamaño de una rana normal?»

«Mamá, adonde van las ranas después que crecen y abandonan el estanque?»

el homeschooling no es replicar el colegio

Y a lo mejor estarás pensando… «bueno, pero es que no quiero que mi hijo aprenda sobre renacuajos, quiero que él aprenda matemáticas».

Pues vuelve a leer las preguntas de Izan. Están repletas de matemáticas: en cuanto tiempo, por que uno es mayor es que otro, adonde van (distancia)…

Es todo una cuestión de proponer experiencias y estar pendiente de lo que surgirá de sus bocas.

La importancia de ser un adulto preparado

En la historia que os cuento, podéis observar que hay dos elementos Montessori presentes: el ambiente preparado (el campo, con el estanque lleno de renacuajos) y el adulto preparado (en el caso, yo, que estaba pendiente de lo que decía mi hijo y le enseñaba los distintos renacuajos).

Por eso también que siempre digo que el ambiente es muy importante pero es muy poco sin un adulto preparado.

Y la preparación del adulto nunca termina. Tenemos que leer, estudiar, sentir interés por la naturaleza, por lo que nuestro hijo se interesa también. Y, a la vez, cuidar de nosotras mismas. Porque sino no tendremos la disposición para observar y seguir el niño.

el homeschooling no es replicar el colegio
Izan sonríe con su renacuajo dentro del bote para ser mejor observado. Lo devolvimos al agua después de la foto

El autocuidado no es solo salir con las amigas, ir a la peluquería, tomar un baño con sales… es mucho más que eso. Son lecturas continuadas, meditación, autoobservación.

No podemos dejar el autocuidado de lado. Buscar oportunidades de crecer, de aprender, conocer nuevos autores, estar con personas afines (y a veces no tan afines también).

El homeschooling/ afterschooling es mucho más que hacer actividades académicas en casa.

Si te gustaría aprender más sobre cómo ser un mejor adulto preparado para tu hijo, como llevar el afterschooling, como ofrecer a tu hijo una nueva manera de aprender, entra en contacto conmigo y pide una consultoría Nuestros Momentos Montessori.

Y si aun no recibes nuestra newsletter, deja tu email abajo. Recibirás todas las semanas el boletín de Nuestros Momentos Montessori con nuestras noticias:

Escrito por

Española nacida en Brasil, periodista, asistente Montessori AMI 3 a 12 años y muy orgullosa madre de Izan, de 10 años. Vive en Madrid con su familia y con su Jack Russell terrier Moon.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.