Educar a tu hijo a cómo usar Internet

Después de los 6 años, es prácticamente imposible evitar que tu hijo/ hija utilice Internet. Alrededor de los 8, muchos niños dejan de asistir a dibujos animados para ver a vídeos en Youtube. Es el momento en que tenemos de estar atentos y educarles sobre el buen uso de Internet.

Como ya dije en Las Pantallas y los Niños en Montessori – después de los 6 años, los smartphones, videojuegos y redes sociales son parte del mundo de nuestros hijos. No podemos negarlo, por eso lo mejor es educarles cómo usar las pantallas de una forma saludable y lo menos peligroso posible. Sería incluso parte del trabajo de Vida Práctica para el Segundo Plano.

Si tenéis un ordenador en casa, es aconsejable no tenerlo instalado en la habitación de los niños y sí en el salón o en otro espacio de uso común de la familia. La edad para regalar el primer smartphone, de acuerdo con psicólogos, debería ser entre los 12 y 13 años aproximadamente. Esos son algunos de los consejos que encontramos cuando el tema es tecnología y niños. Pero, ¿será que controlar tanto es la solución?

La vida digital no es tan distinta de la vida real, las mismas reglas son válidas, por eso de igual manera que enseñamos a los niños a no cruzar la calle cuándo el semáforo esté rojo para peatones, debemos enseñarles que no deben dar todo el tipo de información a un desconocido en internet.

El prohibido es más seductor

Es necesario enseñar a los niños a cuidar de su privacidad. Sin embargo, también hay que tomar cuidado con «el prohibido». Todo que es prohibido es mucho más seductor. Lo mejor es acompañar a tu hijo y saber en qué páginas entra, qué vídeo asiste, con quién chatea… si tienes una relación de diálogo con tu hijo, será más fácil que él te lo diga lo que hace en Internet.

Hay quién le guste usar aplicaciones de protección parental. Mi consejo es conocer bien como funciona la aplicación primero, porque a veces tenemos sorpresas. Una vez, mi hijo estaba asistiendo a un vídeo de Youtube Kids, y me di cuenta de que era uno de esos con actores disfrazados de Spiderman y de Elsa pegándose. Al final, no era tan distinto del Youtube normal.

Si tu hijo asiste a un contenido que no te parece adecuado, es el momento de preguntarle porqué lo asistía y si le parece que está bien lo que enseña. Muchos vídeos que mi hijo encontró en Youtube proporcionaron grandes discusiones entre nosotros sobre valores e ideas.

Acompaña a tu hijo

Acredito que enseñar en positivo es mejor y más eficiente, por eso intento ganar a mi hijo presentándole buenos contenidos, asistiendo con él y hablando sobre lo que vemos. Presentar buenos contenidos es esencial pero está claro que no evitará que nuestros hijos asista algo que no nos guste.

Por eso es tan importante tener un diálogo abierto con nuestros hijos y acompañarlos. Si están navegando, que sepamos dónde están entrando y qué están viendo, para así enseñarles cuándo no es un contenido muy interesante.

También es aconsejable enseñar a los niños a qué pueden compartir en las redes sociales cuando llegue el momento, por ejemplo, que puede ser peligroso publicar una foto llevando el uniforme del colegio o cómo crear una contraseña segura y porque es tan importante no revelarla.

De la misma manera que enseñamos a nuestros hijos a dar la mano al saludar a una persona, debemos enseñarles a cómo se comportar en las redes, evitar a insultar las personas y recordar que detrás de la pantalla hay una persona leyendo lo que escribimos. Tenemos la obligación de ser respetuosos con ella, aunque no la conozcamos en persona.

También es necesario enseñarles el equilibrio. Jugando un juego de la consola con tu hijo, podrás entender porqué le gusta tanto. Pero, como adulto, sabes que no puedes estar horas jugando porque tienes otras obligaciones, y la verdad es que tu hijo también las tiene. Por eso es importante enseñarles a encontrar un equilibrio entre el tiempo para jugar a las consolas, el tiempo para estudiar, para practicar un deporte etc.

No se trata de vigilar, pero guiar

Recordemos que los niños aprenden mucho más con el ejemplo que damos que con las palabras que decimos. Es muy importante que tu pareja y tú no pasen demasiado tiempo delante de las pantallas. Ya sabes, somos su espejo.

La idea no es vigilar a los niños pero sí guiarles, enseñarles a hacer un buen uso de la tecnología. Si ellos sienten que son vigilados, no confiarán en nosotros, y no es lo que queremos. 

Si lo que buscas es pasar tiempo en familia, lo mejor siempre será realizar un paseo, cocinar juntos, hacer manualidades, jugar un juego de mesa…  Quizás a principio no querrán, o solo estarán por poco tiempo. No desistas. Intenta descubrir cómo puedes ser más atractivo para tu pequeño.

Mi consejo es empezar lo cuanto antes y no esperar que llegue a un punto en que será muy difícil «quitar el vicio». La tecnología llegó para quedarse, hoy tenemos smartphones y redes sociales pero mañana es muy probable que será otra cosa mucho más adictiva. Los expertos ya temen las consecuencias de la realidad virtual cuando estén al alcance de todos.

Creo que Montessori  nunca ha sido tan importante como ahora. Si empezamos  con los niños cuando aún son pequeños,  enseñándoles a amar el mundo real y a la naturaleza, si tenemos relaciones horizontales con ellos, entonces no tendremos «adictos al móvil».

¿Que tal si lo empiezas tú misma? Guarda tu móvil en un cajón o déjalo en otra habitación de la casa por algunas horas. Aprovecha este tiempo para hacer algo, como leer, conversar, lo que sea. Te sentirás mejor, tu vida en familia será mejor y tus hijos aprenderán que hay algo más allá fuera de la pequeña pantalla.

Si te ha gustado, no olvides de compartir este post para que más personas conozcan a Nuestros Momentos Montessori. Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás todas las novedades y posts del blog:

Anuncios

Escrito por

"El secreto de una buena enseñanza es considerar la inteligencia del niño como un campo fértil en el que se pueden sembrar semillas, para crecer bajo el calor de la imaginación en llamas. ". (Maria Montessori)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.