El Gran Trabajo

El niño del Segundo Plano de Desarrollo necesita y realiza el Gran Trabajo, este estudio o actividad que puede durar días (hasta semanas) sobre un determinado tema. Como un científico que necesita saber «que pasaría si…» el niño de 6 a 12 años también busca respuestas a preguntas y tiene un encanto enorme por los procesos.

Mi hijo Izan, de 10 años, estuvo días y días «jugando con waterbeads» como él mismo decía. Las waterbeads, para quién no sabe, son pelotitas coloridas hechas de un polímero que, al ser colocadas en agua, crecen de tamaño. Yo las usaba mucho cuando Izan era pequeñito para nuestras mesas sensoriales. Pero un día él encontró el bote que había sobrado algunas y decidió colocarlas en agua. «Quiero ver como crecen», me dijo.

«Quiero ver como crecen»… y duró días

Luego que empezaron a crecer, le llamaba la atención como parecían a cerebros coloridos ya que iban «brotando» pelotillas pequeñas en cada una.

Decidió dejarlas mas tiempo en agua de lo que decía el fabricante. Y el resultado fue que se pusieron enormes.

Las waterbeads en agua creciendo

Pero él no estaba satisfecho, y decidió romperlas y machacarlas, y mezclar con líquidos de colores, y usar jeringuillas…

Pasaba horas entretenido con sus waterbeads. Entonces le pregunté: «Izan, que quieres descubrir con las waterbeads?»

Él reaccionó de una manera interesante, puso cara de sorpresa, como si pensara «¿es que tendría de buscar un motivo?» y solo me contestó: «no lo sé… pero me gusta.»

El Gran Trabajo puede ser solo el proceso

Y así es un niño del Segundo Plano de Desarrollo.

Es un niño que trabaja, que quiere probar cosas nuevas, varias herramientas, alternativas distintas… aunque no sepa para qué. Porque el proceso ya es demasiado interesante.

«Qué quiero descubrir? No lo sé. Pero me gusta.»

Le dije que buscaría actividades con water beads para hacer con él, y pregunté en el grupo Second Plane The Elementary Years qué podíamos hacer juntos. Algunas personas dieron sugerencias muy interesantes, como estudiar el volumen, cuantas veces la waterbead crecía, buscar más polímeros…

Cuando comenté con Izan él se quedó escuchándome en silencio, pero luego volvió a su jeringuilla, su tubo de ensayo, y sus waterbeads aplastadas en un pequeño bol de plástico de Ikea donde años antes le daba la merienda.

La única cosa que quería hacer era seguir aplastándolas. Solo. A su ritmo. Bajo su observación.

Y un día, guardó todos los materiales y ya no quiso más «jugar con waterbeads».

El niño es nuestro maestro

Cuanto podemos aprender con nuestros niños del segundo plano… para mi ver el gran trabajo desarrollándose es un misterio pero al mismo tiempo, algo de lo más bonito. Ver su concentración, escuchar su silencio (a veces interrumpido por un silbido, porque le gusta silbar cuando trabaja, a veces), e intentar imaginar como será el Izan de 30 años.

El Gran Trabajo causa una gran alegría y una enorme concentración en el niño

«El niño nos ha enseñado que esta etapa temprana es el único momento de su vida en que su sensibilidad e interés son más profundos de lo que serán después, y que cuando sea mayor sólo podrá estudiar científicamente y con precisión si ya está dotado de una emoción y sentimiento profundos por esos temas», nos dice Maria Montessori en «La Educación de las Potencialidades Humanas», página 19 de la edición española.

No podemos olvidar que no es suficiente enseñar al niño las ciencias; los insectos, plantas, planetas, la física, la química. También es necesario enseñar el papel del hombre, pues es él quién transforma el mundo. Debemos también contarle sobre el papel de nuestros antepasados y de todas las personas a nuestro redor.

Ver la waterbead crecer es muy interesante, pero la tenemos gracias que alguien la descubrió y gracias a que alguien nos ha traído en un vehículo hasta casa después de comprar el bote por internet. Es necesario recordar que la ciencia no puede existir sin el hombre.

No dejes de compartir este post para que llegue a más personas el blog de Nuestros Momentos Montessori y, si aun no estás en la lista de nuestra newsletter, suscríbete para recibirla con todas nuestras novedades.

Escrito por

Española nacida en Brasil, periodista, asistente Montessori AMI 3 a 12 años y muy orgullosa madre de Izan, de 10 años. Vive en Madrid con su familia y con su Jack Russell terrier Moon.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.