La caja de sonidos: aprender a leer es divertido
comments 5

La caja de sonidos: aprender a leer es divertido

¿Conoces la caja de sonidos Montessori? Se trata de una caja de almacenamiento de piezas pequeñas, de esas que puedes encontrar en un bazar, con cajones donde cada uno representa un sonido de nuestro alfabeto. Es muy utilizada por las mamás Montessori para empezar con la serie blanca, la primera serie de lectoescritura en Montessori.

Nuestra caja de sonidos (también es conocida como caja alfabética) fue comprada en Carrefour, pero me parece que en Lidl a veces hay una muy parecida. En bazares también las he encontrado. Sin embargo, si donde vives no encuentras nada parecido, puedes comprar en Amazon. Te dejo abajo un enlace afiliado:

Cómo montar la caja de sonidos

Pegamos en la parte exterior de los cajones una etiqueta con una de las letras del alfabeto, como enseña la foto del post. Para cada cajón, será una letra (pero para el niño no decimos letras aun, y sí sonido).

Dentro de cada cajón colocamos algunos objetos en miniatura, bien pueden ser juguetes u objetos comunes de casa, cuya inicial del nombre sea la letra del cajón. Nosotros utilizamos un poco de todo pero en la mayor parte son juguetes del huevo Kinder o de Playmobil.

En el caso de la letra A, tenemos:

Avión, Astronauta, Araña, Avestruz, Ardilla. La letra A es de un material de la marca Learning Resources que funciona de forma similar a las letras de lija. Te dejo abajo un enlace afiliado:

Para la letra B:

Ballena, Bob, Búfalo, Bombero, Bandera

Para la letra C:

Ciervo, Coche, Cabeza, Cocodrilo, Cangrejo, Cera, Canguro, Conejo

Ya para la letra D:

Duende, Dinosaurio, Daisy, Diana, Dragón

Toca ahora la letra E:

Espada, Escudo, Escoba, Escorpión, Excavadora

Para la letra F:

Fantasma, Flor, Fósil, Foca, Flecha

En el cajón de la letra G:

Gorilla, Gallo, Grúa, Goma, Gato, Grifo

En el caso del cajón de la letra H, muchas familias lo dejan vacío porque es el sonido mudo. Entretanto, nosotros decidimos colocar algunos objectos que empiezan por H por sugerencia de la logopeda de Izan. Así que tenemos:

Hada, Hormiga, Hipopótamo, Huevo

Para la letra I:

Iglu, Iguana e Izan (es una foto suya que está para trás)

No pondré fotos de todos los cajones porque sería muy aburrido, imagino que ya habéis pillado la idea. De todas formas, dejo de las últimas dos letras vocales:

Letra O: Oveja, Ojo, Orca, Oso (pardo) y Oso (polar). A Izan le encantan los osos, jejeje.

Letra U: Uno, Uva. No he tenido suerte para encontrar objetos para la letra U, la verdad. Eso a veces pasa. Nuestro cajón de Ñ está vacío, hay algunas personas que colocan un Ñu pero no he encontrado ninguno.

Cómo se utiliza la caja de sonidos

Haciendo el juego del Veo Veo, cuando el niño está aprendiendo a conocer los sonidos. Sacamos unos tres o cuatro objetos de distintos cajones y decimos: «veo, veo una cosita que empieza por … (el sonido)» Es importante que sean fonemas que el niño ya conozca, aquí practicaremos los conocimientos de una forma lúdica.

El niño debe buscar el objecto correspondiente y decir su nombre en voz alta y guardarlo en su respectivo cajón. Por ejemplo, si decimos: «veo, veo, una cosita que empieza por aaahhh (el sonido de la letra A)», el niño dice: «avión», y guarda el avión de juguete en el cajón de la A.

Otro ejemplo. Imaginamos que tenemos sobre la mesa un avión, una foca, un barco y una pinza. Decimos: «Veo, veo, una cosita que empieza por ffff (el sonido de F)».

El niño dirá «foca», o entonces apuntará  a la foca sobre la mesa, y después la guarda en el cajón de la F.

Algunos consejos

Es importante evitar sonidos parecidos a principio, como P, B, V. En caso de que surja alguna confusión podemos ayudar al niño repitiendo la letra de la inicial que buscamos dando más énfasis al fonema.

Por ejemplo, pedimos algo que empieza con G y hay un gato y un jamón. El niño elije el jamón por error. En lugar de corregirlo, repetimos: «algo que empieza por GGGGG», dando énfasis en el sonido de la letra G.

Como puedes observar, para presentar la caja de sonidos es importante que primero el niño conozca los fonemas, y nosotras también. Hay algunas letras que los fonemas son obvios, como las vocales, pero los sonidos de las consonantes pueden a veces nos confundir. Especialmente si una no tiene el español como lengua materna, como es mi caso.

En Montessori, los niños primero aprenden a escribir y después a leer, es lo contrario del método tradicional. Lo que ocurriría después, sería que el niño empezaría a usar las letras de lija y la bandeja de arena, para trazar las letras, y después sería presentado al alfabeto móvil. Juntando los sonidos, el niño descubrirá que sabe leer, y se dará cuenta de una manera natural que está leyendo.

Te recomiendo también un libro excelente para enseñar los niños a leer y escribir de acuerdo con el método Montessori. Está escrito por Lynne Lawrence, que es directora de AMI:

 

Es posible variar el juego. En lugar de ser objectos que empiezan por una determinada letra, pueden ser los que terminen por una determinada letra, que la lleven en el medio de la palabra.

Una pregunta que muchas madres me hacen es si vale la pena comprar la caja. En mi opinión, sí. Claro que cada niño es un mundo, cada familia es una. Hay gente que dice que luego se hace fácil. Si eso te pasa, puedes cambiar las miniaturas por nombres trabados, como dragón, plato etc.

Nosotros sí usamos mucho. Izan tenía tanto cariño por la caja de sonidos que hasta cuando ya sabía leer, seguía usándola, como un juego. Hoy ya la tenemos jubilada pero tengo planes de usar la caja para guardar tarjetas de adjetivos, adverbios, sustantivos etc. 

Es verdad que reunir todas las miniaturas puede llevar tiempo. Mi consejo es empezar a guardarlas mucho antes de empezar con el proceso de lectoescritura. Con calma, pero sin pausa. 

También te recomiendo a empezar con objetos que no lleven trabadas, como por ejemplo gato, foca, diana… son más fáciles para los niños entender el sonido, y luego, más adelante, pasar para las trabadas.

No uses muchos objetos. En las fotos verás que para algunas letras sí hay muchas miniaturas, pero eso porque Izan está acostumbrado con el juego y muchas veces él mismo va guardando solo cuando encuentra algo tirado en su habitación 🙂

Otra pregunta muy común es en que lengua hacer la caja si hablamos más de un idioma en casa. Hay quién diga que es mejor hacer una caja por cada lengua. Alguna guía me recomendó hacer en la lengua que hablo con mi hijo y nada más. También llegué a encontrar consejos de que era mejor hacer en el idioma del país donde el niño vive. ¿Mi consejo? Siga a niño. Nosotros la teníamos en español, porque fue lo que observé que era mejor para Izan. Es una decisión personal y que cada niño la marca.

Como siempre digo, lo mejor es no dar muchas vueltas y probarlo. Si no funciona de primeras, inténtalo más adelante. Observa para descubrir qué es que no funciona para buscar una solución. Y lo más importante, es un juego, vamos a pasarlo bien!

Si te ha gustado este post, te pido que lo compartas con tus amigos para que más personas conozcan a Nuestros Momentos Montessori. Suscríbete a la newsletter y recibirás, todas las semanas, nuestras noticias y todos los posts publicados en el blog en tu buzón. Nunca recibirás spam y podrás darse de baja cuando quieras.

Y si alguna vez te he ayudado, o si quieres demostrar tu apoyo a Nuestros Momentos Montessori, puedes invitarme un café. ¿Como así? Entrando en Ko-fi, «pinchando» en el botón abajo, puedes hacer una donación de 3 euros (o más) a Nuestros Momentos Montessori por Pay Pal. Las donaciones son utilizadas para la manutención del blog y en la mejoría de nuestros canales en Youtube e Instagram. ¡Muchísimas gracias por apoyar a Nuestros Momentos Montessori!

5 Comments

  1. Pingback: Inteligencia Lingüistica : Recursos – Tiempo para Jugar

  2. Pingback: CAJA FONÉTICA MONTESSORI | Maestra Especial PT

  3. Pingback: Los diez posts favoritos de 2017 – Nuestros Momentos Montessori

  4. Hola! Acabo de ver tu Blog, y justo me llamó la atención esto. Yo tengo la caja hace mucho, pero igual la hice demasiado pronto, cuando mi hijo tenía 2 años, pero parecía estar en un periodo sensible, de hecho, se aprendió casi por sí mismo todas las letras del alfabeto, las reconocía sin problemas. Ahora tiene 4 y medio, y aunque alguna vez hemos jugado con ella, nunca quiere jugar “como toca” y guarda las cosas donde le parece. Igual no era todavía el momento. Además, en nuestro caso también tenía dudas, porque vivimos en Alemania, y claro… me pasaba un poco como a ti que no sabía si cambiarla o seguirla usando en castellano. En nuestro caso, la seguiremos usando en castellano y la tendremos como apoyo para aprender lecto-escritura en español llegado el momento.

    • Me alegro en saber que la caja está ayudando a tu niño! Quizás sea mejor practicar más los sonidos a parte y después volver con ella. Gracias por comentar!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.