Rescatando dinosaurios del hielo

 
En el último verano, hicimos una actividad muy divertida con Izan, que le encantó. Tanto que repetimos algunas veces después, incluso en el invierno. Rescatamos dinosaurios del hielo, utilizando agua caliente y fría, sal gorda y materiales «de paleontólogo» para romper la piedra congelada. Es un juego que está muy bien para aprender los estados del agua, muy fácil y barato.
img_5914-1
Utilizamos un recipiente de plástico de esos para guardar aceitunas que teníamos en casa, colocamos dentro algunos dinosaurios de juguete, conchas y agua mezclada con colorante alimentario verde para estar más bonito. Y luego, lo guardamos en el congelador por 24 horas.
img_5911
El día seguiente, he dicho a Izan que teníamos de rescatar algunos dinosaurios que estaban atrapados en el hielo por siglos, como una manera de crear ambiente. A él le encantó y luego se puso manos a la obra.
img_5921
En una bandeja de plástico, colocamos mi marido y yo la piedra de hielo (el recipiente acabó por romperse en el momento de la extración), un poco de sal gorda, agua caliente y también fría, a parte de los instrumentos para romper.  La idea es que el niño compruebe con qué el hielo se derrite más rápido: si con la sal, el agua caliente o el agua fría.
img_5926-1
La carita de Izan de concentrado fue lo más bonito. Como decía Maria Montessori: «el niño concentrado es feliz».
img_5941-1
Por fin, todos los dinosaurios y conchas fueron liberados.
img_5943-1
Con el agua del hielo derretido, Izan trabajó la coordinación motora fina con la pipeta grande.
Recomiendo mucho este juego. Se puede hacer con coches, animales, muñecas de la película «Frozen»… a todos los niños les gusta. Izan tenía 4 años cuando hicimos esta actividad pero mi consejo es siempre seguir al niño, si ves que tu hijo es más pequeño pero puede gustarle, pues por que no probar?
Y tú, ya hiciste esta actividad con tus hijos? Que tal? Escriba en los comentarios!
 

Alessandra Mosquera
nuestrosmomentosmontessori@gmail.com

Alessandra Mosquera es periodista, asistente Montessori AMI 3 a 12 años y educadora de Disciplina Positiva para famílias y maestros formada por la PDA. Vive en Madrid, España, hace 18 años con su marido Ernesto, su hijo Izan y Moon, su perro Jack Russell. Le encanta pasar las tardes viendo una película con sus chicos con una mantita y un bol de palomitas.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.