aprendiendo sobre el segundo plano de desarrollo
comment 1

Aprendiendo sobre el Segundo Plano de Desarrollo

Hace mucho que no aparezco por aquí… estuve las dos últimas semanas formándome como asistente Montessori para Taller (la etapa de 6 a 12 años) con AMI y fue maravilloso. Aprendí mucho sobre el Segundo Plano de Desarrollo, conocí personas de varias partes de España y del mundo… y llegué a la conclusión que tengo mucho por transmitir sobre Montessori a las familias.

Desde aquí quiero dar las gracias al Instituto Montessori Valencia y a AMI por permitir que la formación ocurriera de manera online en un año tan atípico. A principio pensaba en no hacer la formación porque imaginé que sería frío, que no iba a disfrutar, y felizmente estaba muy equivocada.

Fue un curso muy bonito en que aprendimos mucho sobre el niño del segundo plano de desarrollo, sus características, tendencias humanas y sus necesidades. Aprendí sobre el Going Out, la vida práctica de la etapa de primaria, que es una pasada. Vimos como funciona en un colegio Montessori, que es una verdadera comunidad. Que bonito sería si todos los colegios del mundo fuesen así… ¿Cuándo vendrá el día que no tendremos de decir colegio tradicional y colegio Montessori, y decir solamente colegio?

La formación AMI era algo que esperaba hacer hace dos años, cuando ocurrió en Madrid, por la primera vez. Sin embargo, no he logrado reunir el dinero necesario para apuntarme y llevé dos años guardándolo, hasta que por fin vino 2020 y sabía que podría formarme. Hasta que en marzo nos encerramos por la pandemia del coronavirus y pensé que el curso sería cancelado ya que AMI solamente realiza formaciones presenciales. Por suerte, han cambiado de idea, y así he podido realizar un sueño más.

La etapa de 6 a 12 años en Montessori es hermosa, es mi favorita entre todas, porque el niño pasa a querer conocer el Universo. Cuando entendemos que el Niño tiene una vida tan rica internamente, que es la etapa crucial para formar el adolescente, que por su vez formará el adulto del futuro, comprendemos que es una etapa de mucha importancia y que debemos saber como prepararla.

En los tiempos actuales, de fake news, de exceso de vida virtual y de poquísima vida real, de deterioro del planeta, de masacre de tantas vidas alrededor del mundo, un momento de tantas transformaciones como vivimos ahora, urge que nuestros niños sean preparados de una forma humana y que atienda a sus necesidades verdaderas. Los niños no necesitan videojuegos, redes sociales, pizarras electrónicas, premios y castigos, callar y escuchar… no, nada de eso. Debemos ofrecerles el Universo y darles voz, dejarles que nos hagan preguntas, que quieran aprender.

Si una cosa aprendí con esa formación es que todavía estamos a anos luz de atender a los chicos y chicas, que el sistema educativo está destruyendo sus mentes, y que no sabemos como recuperarlas. Estamos llevando a los chicos y chicas a un abismo que ellos caerán en la adolescencia si no tomamos cuidado ahora.

Aprendí que si es difícil dar un vaso de cristal o un cuchillo de verdad a un niño de 2 años, mucho más difícil es abrirles la puerta de casa y decir : «anda, vete a este lugar que quieres tanto conocer». Todo el trabajo del Adulto Preparado al largo de los 6 primeros años se pone en cheque ahora. Es mucho más desafiador. Sin embargo, ¡que lindo es verles crecer!

Todo el mundo piensa en las Cinco Grandes Lecciones cuando se habla en el Segundo Plano de Desarrollo. Y, sí, hablamos sobre ellas, pero ¿sabes que? Solo son un camino, nada más. Un camino precioso, pero es solo un camino. Tengo miedo de que la media transforme las Cinco Grandes Lecciones en la torre rosa o en la camita en el suelo de los niños de 6 a 12 por su belleza, que es muy apelativa, sí, pero que no comprendamos su papel: enseñarles el Universo no solo para saber como es, no solo para tener conocimiento académico, pero para saber pensar, para saber reflexionar sobre la sociedad en que vivimos y, especialmente, dejarles la puerta abierta, con toda la confianza del mundo y decirles: «vete a conquistarlo».

Sí, el trabajo del Adulto Preparado es mayor ahora, mucho más que imaginaba. No basta con saber sobre planetas, bacterias, sobre la evolución del homo sapiens, sobre cómo surgió la escrita y los números… hay que saber enseñarles a pensar. Y, amigos, es mucho más difícil que dar un taburete, un delantal y dejar que pique un tomate, lo aseguro. Mucho trabajo por delante…

Y si a ti te interesa descubrirlo, aquí estoy para acompañarte, para compartir contigo mis descubiertas, y que todos unidos sea posible construir un mundo nuevo, llego de milagros, como decía Montessori. ¿Tú lo crees? Yo sí lo creo.

Si te ha gustado este post, te pido que lo compartas para que más personas conozcan a Nuestros Momentos Montessori. Y si te gustaría compartir tu experiencia con este tema, sería un placer leerte en comentarios.

Y si te gustaría apoyar a Nuestros Momentos Montessori, puedes invitarme a un café con Ko-fi.

Ko-fi es una plataforma de micromecenazgo. Haciendo una donación a partir de 3 euros, ayudarás a Nuestros Momentos Montessori a seguir existiendo. Solo tienes de tener una cuenta de Pay Pal. ¡Muchas gracias por apoyar a Nuestros Momentos Montessori!

1 Comment so far

  1. Karina

    Me es muy grato leerla, me emociona lo que escribe porque tambien quiero descubrirlo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.