«Nunca hables mal del niño», el segundo principio del decálogo Montessori

Maria Montessori nos dejó un decálogo de principios para que las y os guías montessorianos, así como sus asistentes, pudieran recordar su misión en el ambiente junto a los niños. Pero ese mismo decálogo también puede ser muy útil para madres, padres, abuelos, tutores, profesores, pediatras, logopedas y cualquier profesional de la infancia.

En su segundo principio, la doctora Montessori nos dice: «nunca hables mal de un niño, ni en su presencia ni en su ausencia». Y este es uno de los principios más importantes que todos que vivimos con niños deberíamos tener en cuenta.

Hablar mal delante de un niño parece algo obvio. Pero no lo es tanto. ¿Cuántas veces has escuchado alguien diciendo «este niño es un perezoso/ mal educado » teniendo el mismo niño allí a su lado, como si fuera sordo? Yo misma lo vi varias veces y no son solo madres y padres que lo hacen, pero profesores también.

No se trata solo de una falta de respeto, es mucho más que eso. El niño escucha y lo asume como verdadero, y actuará siempre como «un niño perezoso» o un «niño mal educado» porque los niños llevan la palabra del adulto muy en serio.

Hablar mal del niño en su ausencia

Mucha gente se extraña con la segunda parte de ese principio. Como así, hablar mal del niño en su ausencia?

Es algo muy común también. Especialmente con profesores, que critican a sus alumnos con sus compañeros profesores «es que no aguanto a Fulano, sería tan bueno si hoy no viniese a clase». ¿Cuántas veces has escuchado ese comentario, tú que eres profesor?

Puede parecer un sencillo desahogo de un compañero cansado, pero las palabras tienen mucho más fuerza que pensamos. Cuando hablamos mal de un niño en su ausencia, aunque él no lo escuche, también estamos determinando como él será.

Fulano es insoportable. Tan insoportable que su profesor desearía que no viniera al colegio. Pues ese profesor no sabe, pero está determinando que Fulano continúe siendo insoportable justo con ese desahogo tan inocente, a primera vista.

El trabajo del Adulto Preparado

Maria Montessori nos dijo que era obligación del adulto liberarse de todo orgullo y toda tiranía. Es difícil, lo sé, pero es necesario. Estamos formando seres humanos y tenemos una responsabilidad enorme en manos. Por eso es tan importante realizar el trabajo interior del adulto preparado.

Debemos estudiar, leer, perfeccionarse. Y también tenemos que cuidar de nuestra salud física y mental, justamente porque nuestros niños nos necesitan.

¿Es difícil para ti realizar ese trabajo? Todos los jueves a las 20:00 (hora de España peninsular) puedes acompañar al Nuestros Momentos Montessori Live en Instagram y en Facebook. Estamos trabajando justo el decálogo Montessori y ya vamos por el tercer principio. Puedes asistir las lives grabadas en Videos de Instagram pero lo mejor es que entres en directo para poder participar, hacer tus preguntas y aprovechar esta ocasión de aprender sobre ese tema que no es muy conocido en las redes sociales. ¡Ven! Será un placer tenerte.

Escrito por

Española nacida en Brasil, periodista, asistente Montessori AMI 3 a 12 años y muy orgullosa madre de Izan, de 10 años. Vive en Madrid con su familia y con su Jack Russell terrier Moon.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.