El último post de 2021: un año que nunca me olvidaré

Y ya falta muy poco para el año terminar. Un año que escribí muy poco en el blog, pero que trabajé mucho detrás de la pantalla. En este último post de 2021, quiero dejar registrado que fue el año en que me lancé a la piscina y decidí pedir excedencia para dedicarme profesionalmente a Nuestros Momentos Montessori, algo de que estoy muy orgullosa y contenta.

El primer semestre de 2021 no fue muy bueno, estaba muy ocupada trabajando en sistema de teletrabajo para una empresa multinacional que exigía un rendimiento de máquinas y no de seres humanos a sus empleados. Casi no tenía un horario fijo y he cambiado de turno varias veces. Lo peor era tener de aguantar a la gente al teléfono. Atención telefónica debería ser considerado como trabajo de riesgo, como de mineros o de albañiles de rascacielos.

No conseguía hacer el afterschool con Izan, que pasó casi seis meses medio olvidado por mí, porque siempre que me llamaba para jugar o hacer cualquier cosa mi respuesta era: «estoy ocupada», «no puedo», «tengo de trabajar», «necesito descansar»…

Pero lo más triste fue cuando mi hijo me dijo, una tarde, al llegar del colegio: «Mami, no me gusta tu trabajo, es malo para ti». Vi lo cuanto él estaba pasando mal viéndome hacer algo que no me gustaba nada.

El ataque de ansiedad y la decisión

En meados de mayo sufrí un ataque de ansiedad mientras trabajaba, algo que nunca me había pasado, ni cuando trabajaba en una redacción de un periódico. Y fue cuando mi marido y yo decidimos que era la hora de dejarlo. Avisé, con 3 meses de antelación, que pedía excedencia porque deseaba empezar un negocio proprio.

En septiembre dejé mi trabajo al teléfono y empecé a dedicarme full time a Nuestros Momentos Montessori. Estaba con una mentora de marketing acompañándome, había pedido un logotipo profesional, y ahora era el momento de lanzar un curso sobre Montessori para familias.

Fueron semanas de preparación y de muchas dudas, de vídeos grabados, de mucho cansancio – desde mis tiempos de reportera no trabajaba tantas horas – pero también de muchas mariposas en el estómago, esperando el momento llegar.

el niño de 6 a 12 años según maria montessori

La llegada de mi primer curso

El curso llegó en noviembre – El Niño de 6 a 12 años Según Maria Montessori – un curso que estaba gestando hacia dos años, al menos. Fue un sueño realizado ver algo de salir de mi mente volverse concreto. Y cuando empezaron las primeras compras fue la satisfacción máxima: no estaba loca. Mi idea de hacer cursos sobre Montessori para familias con hijos de 6 a 12 años no era algo descabellado. A la gente le interesaba.

Podría contar sobre nuestras vacaciones o sobre lo que Izan aprendió, los libros que hemos leído y las actividades que hicimos. Pero la verdad es que esos hechos, aunque fueron experiencias bonitas, no fueron tan importantes como dejar mi trabajo de soporte técnico para lanzar un negocio proprio sin apenas apoyo – solo el de mi marido, mi hijo y de mi mentora. Sabiendo que estamos aún en una pandemia y sin tener seguridad de nada.

Pero es que después de prácticamente 15 años trabajando con algo solo para pagar facturas, poder decir «ahora soy mi propia jefe, hago lo que quiero, como quiero y cuando quiero» es mágico, es la felicidad. Trabajar no solo con algo que me gusta, pero en que acredito, en una causa: la de mejorar la vida de niños y niñas y sus relaciones con sus madres y padres. El año de 2021 ha valido la pena por eso.

Los números de 2021

Para no romper la tradición, dejo aquí los números de 2021 referentes al blog y a las redes sociales de Nuestros Momentos Montessori para dejar registrado el crecimiento que alcanzamos.

Empezamos 2021 con 5566 seguidores en Facebook y terminamos el año con 5727 personas a quienes les gusta Nuestros Momentos Montessori en esta red social y 5991 que siguen sus contenidos.

Twitter ganó 11 seguidores más (es verdad que allí no soy muy asídua, pero mira, me alegro por essos 11 nuevos seguidores), la red de contactos de la newsletter de Nuestros Momentos Montessori pasó de 1115 a 1339 contactos.

La sorpresa está en Youtube, una red social a que di poca atención en 2021, me habría gustado haber publicado más vídeos… pero aun así el crecimiento fue enorme: de 228 de 1 de enero de 2021 a 362 en 31 de diciembre.

Pero, por supuesto, los mayores avances se notan en Instagram. Mi meta de 2021 era dar la máxima atención a esta red social que es la principal de mi nicho, donde más cariño y esfuerzos coloqué al largo del año, con videos, directos, entrevistas, carruseles llenos de información de valor, y hace algunos meses, con mis reels, algo que no me convencía a principio y ahora me encanta hacer.

Empezamos en 2021 con 3142 seguidores en Instagram y damos adiós a este año con 5330 seguidores, nada más y nada menos que 2188 seguidores a más. Fueron 42 reels, 47 vídeos (entre tutoriales, directos y entrevistas), y centenas de publicaciones y de stories.

Para 2022, mi meta es llegar a los 10 mil seguidores que ya es hora, ¡pues mi cuenta tiene más de 5 años! Es muy difícil crecer en Instagram, porque cuando acreditas que por fin lo has pillado, ellos cambian todo al algoritmo, inventan un montón de cosas nuevas y toca a aprender todo otra vez… hay también muchas personas haciendo contenidos fantásticos en mi nicho y atraer la atención es muy difícil, pero continuamos, por supuesto que sí.

Cuanto a mi querido blog, al cual le di tan poca atención al largo del año, por mi trabajo exigente en los primeros meses de 2021 y porque metí muchos esfuerzos en Instagram, no puedo quejarme de sus estadísticas. Tuvimos 68193 vistas al largo del año, con 16 entradas. Un número excelente para tan poco que escribí.

Mi meta de 2022 es crear un calendario de contenidos y obedecerlo (ya lo tenía antes, pero pasé olímpicamente) para continuar con el crecimiento de Nuestros Momentos Montessori. Porque yo creo que si conseguí números tan buenos en las redes sociales, fue en parte por el blog, estoy segura de eso.

¿Qué espero de 2022?

¿Y qué espero de 2022? Pues continuar lo que empecé. En enero tengo un curso gratuito – Aleja los Castigos de Vuestras Vidas – que estoy preparando con mucha ilusión.

También en mismo mes volveré a formarme, para seguir ofreciendo más a las familias y a los niños de 6 a 12 años. Mi objetivo es sacar más cursos online y también realizar presenciales, que ya es hora de mirarnos de ojo a ojo.

Además quiero crear un canal de podcast, como ya he dicho varias veces, y escribir un libro. Todo vendrá. A su debido momento. Ahora ya lo sé.

Sé que para mucha gente 2021 no fue un buen año. Para esas personas solo puedo decir: confía. Confía que llegará tu momento, de la misma manera que llegó para mi. Esperé mucho, muchísimo, ya daba por vencida. Y al final 2021 fue uno de mis mejores años que llevo viviendo en España. Es un año que nunca olvidaré. Muchas gracias, 2021.

Y ahora, ¡a recibir 2022!

Escrito por

Española nacida en Brasil, periodista, asistente Montessori AMI 3 a 12 años y muy orgullosa madre de Izan, de 10 años. Vive en Madrid con su familia y con su Jack Russell terrier Moon.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.